ENTRAS EN MI BLOG, SIENTETE COMO EN CASA, PUEDES LEER SOBRE TODOS LOS TEMAS QUE ME APASIONAN, EN ESPECIAL LITERATURA Y CINE, NOTICIAS DE MIS NOVELAS PUBLICADAS, CRITICAS LITERARIAS, CITAS INTERESANTES, TODOS MIS RELATOS ETC. SOLO TE RECUERDO CUANTO TE AGRADEZCO QUE RESPETES MI TRABAJO. TODOS MIS RELATOS ESTAN INSCRITOS EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y EN SAFE CREATIVE Safe Creative #1002185546433

miércoles, 25 de marzo de 2015

UNA PUBLICACIÓN AL AÑO


Hace unos días me llamaba la atención un tuit de Nuria Llop que en respuesta a una lectora, decía que no podría escribir más de una novela al año, declaración a la que nos unimos Ana Iturgaiz y yo.


Una novela al año. A algunos les parecerá un plazo muy breve, a otros larguísimo. Opiniones hay para todos los gustos, aunque quizá hace algunos años, antes de esta inundación de sagas y trilogías, a nadie se le hubiera ocurrido pensar que se podía escribir dos o tres novelas en un año.
Y digo escribir, que no es lo mismo que publicar.
Me explico, para que no haya dudas. Me consta que de entre los autores noveles que surgen a diario en España, muchos llevarán años y años escribiendo, sin decidirse a publicar, o recibiendo rechazos de sus propuestas en las editoriales. El resultado de esto puede ser que, una vez publicada una novela con éxito, el resto de obras que guardaba en sus cajones sean editadas a un ritmo vertiginoso, y de repente, un nombre desconocido, haya publicado seis novelas en dos años.
La otra cuestión es la del autor profesional, el que escribe ocho horas diarias, tiene las ideas claras y facilidad para enhebrar historias, y consigue efectivamente escribir una novela en dos o tres meses. No puedo opinar con conocimiento de causa, porque yo no dispongo de ese horario, y solo puedo dedicarle una hora al día a mis novelas. Quizá si les dedicara todo mi horario laboral, también escribiría tres novelas al año, pero en realidad lo dudo.
La cuestión es que las tres autoras de la conversación escribimos novela histórica, y sin pretender entrar en una discusión sobre géneros mayores o menores, y poniendo por delante mis propias publicaciones, os aseguro que no es lo mismo escribir una novela en el Madrid de fin de siglo XIX, que una en Santiago de Compostela en 2010. La documentación, el cuidado y la constante revisión (de descripciones, vestuario, vocabulario…) a la que me obliga una obra como “Quimera”, están muy alejadas de lo simple que resulta escribir una comedia ligera, en época actual, con personajes que podrían fácilmente ser amigos o conocidos.
Y aún así, tengo que confesar, que esta segunda novela, “No soy la Bella Durmiente”, también me llevó años terminarla. Pero eso era antes, cuando no tenía un hábito de escritura creado, y empezaba y abandonaba varias novelas a la vez, sin lograr centrarme en una.
El resultado de aquel caos es que, cuando por fin en el año 2012 terminé la novela de mis desvelos, “El mapa de tus sueños” (publicada en mayo de 2013), inmediatamente pude terminar también “No soy la Bella Durmiente” (publicada en enero de 2014) y empezar “Quimera”; y entre reposos y revisiones, escribí una novela corta, “La decisión de Blanca”.
Y ahora vienen las publicaciones previstas para este año 2015, y es cuando los que hayan seguido aquella conversación en twitter, podrían echarme en cara que he mentido al asegurar que solo escribo una novela al año, cuando en los próximos seis meses voy a publicar tres, pero esta es la explicación: en abril sale “Quimera”, mi novela ganadora del Premio Vergara, que hace un año que terminé de escribir. En junio, se reedita “La hija del cónsul”, mi primera novela, y es eso, una reedición, no una nueva novela. Y en septiembre, “La decisión de Blanca”, la novela corta que escribí mientras dejaba reposar el anterior manuscrito. Parecen muchas publicaciones, pero ya veis que no es para tanto.
Y mientras tanto, porque ahora sí logro centrarme en una sola novela, y dedicarle todos mis pensamientos y mis horas de escritura, ya he terminado la siguiente, que está pasando por el filtro de mis lectoras alfa, y a la que aún le daré una o dos vueltas antes de enviar a la editorial. (Sí, es mi sultán).
¿Otra novela? Me dicen amigos y familiares. Sí, claro, es que aún no lo habéis entendido. Toda mi vida, leyendo, escribiendo relatos cortos, y haciendo prácticas de taller literario, me he estado preparando para este momento. En mis cajones guardo ideas más o menos desarrolladas para al menos diez novelas. Lo único que tengo que hacer, a estas alturas, es decidir con cuál me pongo, cuál me apetece en este momento, si cambio de registro, de época, o incluso de género. Pero ideas, me sobran, ¡por suerte!
Y ahora voy a ver si me pongo con la siguiente.


viernes, 20 de febrero de 2015

ESCRIBIR Y ESCRIBIR, COMO SI TE FUERA LA VIDA EN ELLO

Toda la vida leyendo, y más de media vida escribiendo, ese es el resumen hasta la fecha de lo que soy. 
Y sin embargo, ese asunto mío de "escribir" a pesar de que siempre me ha gustado tantísimo y me producía tanta satisfacción cuando me ponía a ello, siempre se posponía a los momentos libres, a la última hora del día, a los fines de semana y las vacaciones.  
Y entonces llegó "Quimera" y puso mi mundo patas arriba. Siempre digo que terminar "El mapa de tus sueños" fue mi licenciatura como escritora, por lo difícil que fue y todo lo que aprendí en el proceso. Pero "Quimera" me ha convertido en una auténtica profesional. Empecé como becaria en 2012, robándole tiempo al sueño por las noches para escribir esa historia que surgía como un manantial de primavera, rápida e imparable. Y en algún momento de principios de 2013, después de hacer intensas reflexiones sobre cómo avanzaba la novela y la imperiosa necesidad que sentía de dedicarle más tiempo, decidí marcarme una hora diaria fija. La única disponible, primera de la mañana, levantarme una hora antes de lo necesario y sumergirme en mi novela hasta que el reloj marcase el momento de empezar mis tareas cotidianas. Entonces fue cuando me convertí en una profesional.


Esa decisión ha tenido muchas consecuencias, la más importante, que ahora sí me siento una escritora de verdad y lo digo en alto y con orgullo; mis historias avanzan a buen ritmo, por el simple hecho de que nunca pierdo el hilo, siempre tengo en mente la novela que estoy escribiendo y, a lo largo del día, planeo lo que voy a escribir en mi horario matutino. 
El resultado de estos dos años de intenso trabajo:
1. Terminada "Quimera", releída, reposada y corregida, la envié al Premio Vergara de novela, que ganamos, y será publicada en abril de 2015. 
2. Terminada la historia de Blanca, una novela corta que surgió mientras escribía "El mapa de tus sueños", que será publicada por Harlequín en septiembre de 2015.
3. Terminado, exactamente este miércoles, el primer borrador de la novela de mi sultán, última entrega de la saga Viaje a Bankara. Ahora necesita reposo y volver a ella más adelante.
4. Recupero NSTC, otra novela contemporánea en la línea de "No soy la Bella Durmiente", que he empezado y abandonado un par de veces.
Y sí, escribo como si me fuera la vida en ello. Porque son muchas las historias que a lo largo de los años he ido imaginando, apuntando en libretas, y guardado en cajones. Historias que ruegan por ser escritas y que me duele no tener más tiempo para dedicarles.
Y porque, como he podido comprobar esta misma semana, ya no sé vivir sin escribir a primera hora de la mañana. Puesto que el viernes pasado tenía prácticamente terminado el capítulo final de la novela de mi sultán, decidí tomarme libre una semana, pensé que me lo merecía, que son dos años escribiendo sin parar, y que necesitaba esa hora de sueño matinal que le robo al descanso. Fue un error. Lo único que conseguí fue malhumor y desasosiego.
Porque escribir me hace feliz, esa felicidad que solo te puede dar la satisfacción de trabajar en algo que realmente te gusta.
Así que aquí estoy, son las 7:23 horas de la mañana, y estoy escribiendo. 
Me voy, que mis personajes me esperan.

lunes, 26 de enero de 2015

SORTEO DE SAN VALENTÍN

Queridos Valentines y Valentinas míos:
Como se acerca el día más romántico del año, nada mejor que un sorteo para celebrar nuestra relación literaria y agradeceros que leáis mis historias.
En estos días son varios los compañeros de letras que os están pidiendo reseñas en las librerías online. Son muy importantes vuestros comentarios, sinceros y constructivos, para dar visibilidad a nuestras novelas, para mejorar en los errores que hayamos cometido, y para alegrarnos también por los aciertos que hayáis disfrutado.
Así que si quieres participar en este sorteo, solo tienes que dejar un comentario sobre alguna de mis novelas que hayas leído, puede ser en Amazon, en Goodreads, en Casa del Libro, en Fnac, en cualquier librería digital de tu preferencia, y también, cómo no, en tu propio blog.
Por cada reseña/comentario, te daré 1 punto, acumulables si los dejas en diferentes sitios.
¿Qué puedes ganar?


Sorteo nacional: te enviaré a tu domicilio un ejemplar en papel de "No todo fue mentira", la novela que incluye las tres historias de la saga, con dedicatoria y marcapáginas.
Sorteo internacional: un vale de compra en Amazon para cualquiera de mis ebooks.



¿Te apuntas?

Déjame aquí o en mi página oficial de Facebook, el enlace a tu comentario/reseña. Si lo haces en Facebook, aprovecha para pulsar el "me gusta" de la página, y así seguir todas mis publicaciones.
El sorteo será el 12 de febrero a las 21 horas, y lo comunicaré aquí en el blog y en las redes sociales. ¡Suerte!






domingo, 11 de enero de 2015

PREMIO DAMA PARA MI BELLA DURMIENTE

     El pasado 8 de enero se hicieron públicos los resultados de las votaciones de la VI edición de los Premios Dama de la librería ClubRomantica.com.
Son estos unos premios que, a manera de los galardones cinematográficos, se dividen en varias categorías, y entre ellas el año pasado mi novela "El mapa de tus sueños" estuvo seleccionada como mejor novela nacional, y en esta edición 2014, mi nueva novela también fue elegida por los votantes, junto a otras cuatro de conocidas compañeras de letras:


Pues bien, como decía al principio, el día 8 de enero de 2015 se publicó el resultado de las votaciones, y mi novela "No soy la Bella Durmiente", ha sido galardonada con el premio a la mejor novela romántica chick-lit del año 2014.


Quiero agradecer desde aquí a la organización de Club Romántica (aquí enlace a la web con toda la información), que ha conseguido que estos premios sean un referente dentro del género, y a los lectores que votaron mi novela, por seleccionarla entre tantas y tan buenas publicaciones como se han podido leer en estos doce meses pasados.


miércoles, 7 de enero de 2015

2014. MISIÓN -CASI- CUMPLIDA



En abril de 2014 hice una lista de proyectos a llevar a cabo que publiqué en el blog –en esta entrada-, y he pensado hoy en repasarla, a ver si la he cumplido:

Punto 1: terminar la novela corta de Blanca, una de las amigas de Mercedes en “El mapa de tus sueños”.- Misión cumplida. La novela que lleva por título “La decisión de Blanca” se publicará este año 2015 en Harlequín.

Punto 2: Releer y pulir “La hija del cónsul” para nueva edición.- Misión cumplida. También se publicará este 2015 en Harlequín.

Punto 3: Leer y corregir el relato de Inés para regalar a los lectores.- Misión cumplida. El relato titulado “El maestro de piano” se puede leer en mi blog o descargar a solicitud.

Punto 4: Tomar decisiones sobre “Quimera”.- Misión cumplida. La decisión que tenía que tomar era presentarla al Premio Vergara, lo hice y ya sabéis que hemos tenido suerte. La novela se publicará en abril de 2015.

Punto 5.- Retomar NSTC.- Vale, esta no, me temo que la tengo parada, pero por un motivo muy bueno, cierto sultán que se hartó de esperar su turno y me obligó –literalmente- a escribir su historia.

Resumiendo, tengo que decir que estoy más que contenta, muy, muy feliz de cómo ha ido el año 2014, y que espero seguir trabajando a tan buen ritmo en este 2015 que empieza.
Creo que ha sido una buena idea lo de la lista, así que voy a pensar con calma los proyectos que espero llevar a cabo en estos doce meses, y hacer una lista nueva, para así poder celebrarlo si lo consigo.
Y gracias a ti, que estás al otro lado de la pantalla, por leerme y ayudarme a llevar a cabo mis sueños más preciosos.