ENTRAS EN MI BLOG, SIENTETE COMO EN CASA, PUEDES LEER SOBRE TODOS LOS TEMAS QUE ME APASIONAN, EN ESPECIAL LITERATURA Y CINE, NOTICIAS DE MIS NOVELAS PUBLICADAS, CRITICAS LITERARIAS, CITAS INTERESANTES, TODOS MIS RELATOS ETC. SOLO TE RECUERDO CUANTO TE AGRADEZCO QUE RESPETES MI TRABAJO. TODOS MIS RELATOS ESTAN INSCRITOS EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y EN SAFE CREATIVE Safe Creative #1002185546433

jueves, 11 de febrero de 2016

PORNO PARA PAPÁS


Lady Soberbia vuelve a tomar posesión del blog para hablar, por enésima vez, de la "nueva erótica" que ha venido a ocupar el espacio que antes pertenecía a la novela romántica, y que no, no es lo mismo.



Seguro que os acordáis de aquella odiosa etiqueta que le pusieron a "la novela", sí esa que parecía que acaba de inventar el erotismo. Sí, aquella de la que no hablamos.
Porno para mamás.
Personalmente, una etiqueta así me hace correr en dirección contraria hasta perder el aliento. Pero, curiosamente, hubo más gente que corrió hacia ella, que se sumergió en ella, y que se mostró orgullosa de sus lecturas "porno para mamás".
Y eso creó una tendencia que, apenas un poco suavizada, seguimos sufriendo hoy en día.
Como a pesar de ser una Soberbia, a veces incluso tengo mis dudas, y me llego a plantear si soy yo la equivocada y no estoy en posesión de la verdad absoluta, a veces, solo a veces, he dado un paso atrás y he catado algunas muestras de esa "nueva erótica" que nos venden, esos kamasutra modernos que han liberado sexualmente a más mujeres que la píldora en su día. 
(Y ahora os preguntaréis cómo me atrevo a hablar de novela erótica si no la leo, pues aprovecho y os recomiendo esta magnífica entrada de Mimmi Kass, que sí lee y mucho, lo que se publica, y a la que le produce tanta insatisfacción como a mí: PULSA AQUÍ.)
Y no, no me gustan. No es como la tónica que si la pruebas mucho le acabas cogiendo el gusto. Bueno, ya digo que solo los he catado, pero no van conmigo.
Y el otro día, viendo un capítulo de Castle, por fin se me encendió la luz.
Ya sé por qué no me gustan, por qué no tienen ese efecto afrodisiaco en mí, por qué me producen más rechazo o aburrimiento que otra cosa.
Porque lo que nos venden como porno para mamás, en realidad es porno para papás.
Me explico: en el capítulo de Castle investigaban un asesinato de unos actores porno. Cuando fueron al estudio de rodaje, les explicaron que lo que hacían era porno para mujeres, porno suave. 
Y entonces me acordé de esas películas románticas americanas de los 80 y los 90, en las que las escenas de sexo siempre eran en camas con sábanas de seda, habitaciones iluminadas con velas, todo destilaba romanticismo, relajación, suavidad y ternura (un poco moñas, sí, pero bueno, era el siglo pasado).
Y luego veías una escena de sexo en una película española, y era en el baño más sucio del bar más sucio de una ciudad, un tío sucio, con sus sucios vaqueros por las rodillas, empotrando a una pobre chica semidesnuda contra una pared sucia, y mientras él gruñía y salivaba, ella ponía cara de mártir.
Pues bien, las novelas románticas que a mí me gustan son las que contienen escenas de sexo suave, en el que juegan un papel los sentimientos, y en las que los dos se dan placer mutuamente, como supongo que hacen en esas películas de Castle (que aún no he visto, y subrayo el aún).
Y si existe una industria del porno suave para mujeres, es porque los productores, que son gente muy lista y saben bien lo que demanda el mercado, han descubierto que lo que le gusta ver a las mujeres no es lo mismo que a los hombres. Vale, estoy generalizando, digamos que lo que le gusta a un sector femenino (me atrevo a apostar que es un "amplio" sector), no es lo mismo que al sector masculino (también bastante "amplio").
Y en cuanto a esa "nueva erótica" que nos venden, se trata tan solo de novelas casi siempre muy simples en su argumento, con una historia de amor más o menos creíble, y rellenas de escenas de porno masculino, que supongo es toda la "documentación" con la que han trabajado sus autores/autoras. Que tampoco se les puede pedir que se hagan un doctorado en sexología antes de escribir una novela, pero pensar en el público objetivo e informarse bien sobre sus gustos y fantasías, no estaría de más.
Porque estas novelas son al género romántico, lo que las escenas de sexo de las antiguas películas españolas (algo está cambiando en nuestro cine, gracias a Dios), eran a las películas románticas.
Chicas, que no os confundan, que no os convenzan, las escenas de sexo de las mayoría de estas novelas están pensadas por gente que solo se ha inspirado en el porno masculino, un producto pensado por hombres y para hombres. Él es el fuerte, el dominante, el que manda y ordena; ella es débil, inexperta, con más curvas que cerebro. ¿De verdad os gustan estas parejas? A mí me espantan, será porque la palabra sumisa no entra en mi vocabulario, y porque me seduce más una buena conversación que una montaña de músculos por bien diseñada que esté.
¿Qué te gusta ese estilo? Vale, olvida esta entrada, sobre gustos no hay nada escrito.
¿Qué tenías dudas? Te recomiendo volver a la buena novela romántica, la que puede contener sexo más o menos explícito, pero siempre contado de un modo más sensual y elegante.

Un pequeño juego para finalizar: vuelve arriba, revisa las imágenes que he puesto, ¿qué te parecen? ¿Cómo te imaginas una buena escena de sexo, como las de arriba, o como la de abajo? 





miércoles, 27 de enero de 2016

MANSPLAINING PARA RUBIAS

Se dan dos circunstancias por las que voy a tratar de volver a escribir regularmente en el blog.
La primera que, como digo en la entrada anterior, ahora tengo una web (muy bonita, no dejéis de pasar a verla y cotillearla), que voy a dedicar a la información de mis novelas, eventos, etc., lo que me deja el blog libre para cualquier otra cosa que me pase por la cabeza.
La segunda, el parón forzoso al que se ve sometido el otro blog en el que colaboro, Pecados Capitales, que intentamos reconvertir en web, y que por diversos y desafortunados avatares, aún sigue sin fecha de entrada en funcionamiento.
Así que, sí, en esta entrada no es Teresa Cameselle, escritora, la que os va a hablar, sino la reencarnada Lady Soberbia. ¡Tachaaan!


Dicho lo anterior, vamos con el dichoso mansplaining, anglicismo que a poco que te muevas por las redes, te habrás encontrado, como yo lo hago, mucho últimamente, y para nada bueno.
Dice la Wikipedia (¿Qué sería de nosotros sin la Wikipedia? ¿Le hacéis alguna donación anual? Venga, que quedas bien por unos pocos euros):

La palabra Mansplaining es un neologismo anglófono basado en la composición de las palabras hombre y explicar, que se define como "explicar algo a alguien, generalmente un hombre a una mujer, de una manera considerada como condescendiente o paternalista."

¿Os suena de algo, chicas?
¿A que ahora ya no os parece tan raro el término?
En español le llamaríamos el: "Mira, te explico...".
Que levante la mano la afortunada a la que nunca le hayan dicho esas tres palabras, antes de proceder a la prolija explicación del tema en cuestión que las pobres rubias no logramos entender (para los "mirateexplico" todas somos rubias, en el peor sentido de la palabra).
Ante el "mirateexplico" tienes tres opciones:
a) Hacer como si oyes llover, aprovechando para evadirte a tu palacio mental. 
b) Tratar de explicarle que ya sabes de lo que te habla (si es el caso) o que te importa un pepino (que también puede ser). Te advierto que decirle a un "mirateexplico", que eres tú quien le puede explicar muchas cosas, difícilmente llegará a buen puerto. Ellos SIEMPRE saben más que tú, lo han sabido antes, y además tiene más derecho a expresarlo, durante todo el tiempo que les de la gana. 
c) Volverte rubia por un rato, asentir mucho con la cabeza, abrir mucho los ojos, y sonreír fascinada (esto solo si quieres conseguir algo del "mirateexplico" a continuación, pero, de verdad, querida, ¿vas a querer algo con ese tío?).


También tenemos el: "Eso no tiene nada que ver...", que te lanzan cuando quieres aportar algo a la dichosa explicación, para luego decir lo mismo que tú acabas de añadir, con otras o incluso idénticas palabras.
Mansplaining es un neologismo que nació, precisamente, de una conversación entre un caballero que se empeñaba en explicarle un libro interesantísimo a una desconocida en una fiesta, sin darle oportunidad de aclarar que ella era precisamente la autora de ese libro. Yo no estaba allí, pero seguro, seguro, que cuando intentó decirle "estás hablando de mi libro", él desechó sus palabras con un gesto y contestó "eso no tiene nada que ver con lo que estoy hablando".


Y, subiendo la apuesta a límites peligrosos, está el: "Eso es una tontería...".
Como yo soy de la opinión de la madre de Forrest Gump, en cuanto alguien me dice que mi opinión es "una tontería", entiendo que me está llamando tonta, y ahí es donde la guerrera que llevo dentro empieza a afilar mentalmente sus estrellas ninja (que no sé si se afilan, pero me da igual).

En serio, chicas, cuando os encontréis en estas situaciones, lo mejor es salir corriendo, y si resulta que el "mirateexplico" es experto en running y quiere darte instrucciones para hacerlo, o peor, ha visto muchas películas de acción en las que hay que salvar a la chica, le podéis decir una de las mejores frases que se ha escuchado en el cine de 2015: "Sé correr sin que me cojas de la mano".
Si no sabe quién es Rey, ni pilla la referencia, otra razón de peso para salir pitando.

Esta ha sido una entrada de Lady Soberbia desde el limbo de Pecados Capitales. Volveré.






martes, 12 de enero de 2016

TRABAJANDO EN MI NUEVA WEB


Llevo meses deshojando la margarita, quiero web, no la quiero, no la quiero, la quiero. Al final ganó el sí, probé con 1&1 y con Wix, y me quedé con el segundo. 
Después tocaba escoger plantilla (no soy tan hábil en diseño como para empezar una de cero), tocar y retocar botones, cambiar, corregir, pulir, y así se me pasó el 2015, sin decidirme a publicarla.
Pero como el Año Nuevo, obliga a vida nueva, me he lanzado y le he dado al botón.
Quedan cosas por añadir.
Quedan cosas por mejorar.
Y la versión móvil aún se puede perfeccionar.
Pero ahí está por fin, contando sus primeras visitas, y mostrando en un bonito mosaico toda mi obra publicada (novelas de mi autoría, las antologías de relatos quizá las vaya subiendo poco a poco).
Espero vuestras visitas, vuestras opiniones, y vuestros consejos para mejorar la visita. Gracias.

http://teresacameselle.wix.com/teresacameselle


viernes, 13 de noviembre de 2015

LA DECISIÓN DE BLANCA


Desde el día 5 de noviembre ya está disponible en librerías online mi nueva novela corta, parte de la saga Viaje a Bankara, aunque de lectura independiente, como procuro que sean todas.

Si has leído "El mapa de tus sueños", recordarás a Blanca, una de las amigas de Mercedes, y a Carlos Figueroa, el director del periódico El Eco de la provincia, y probablemente habrás sospechado en su momento que ahí se anunciaba una nueva historia.
Pues bien, aquí están Blanca y Carlos, Carlos y Blanca, para contarnos lo que ocurrió con ellos, en gran parte de forma paralela a "El mapa de tus sueños", para que salgas de dudas de una vez.
Si no has leído la novela anterior, puedes acercarte igualmente a esta historia, que te gustará si disfrutas de un romance de corte histórico clásico.
En todo caso, queridas lectores, queridos lectores, espero que disfrutéis de este y el resto de mis libros, ahora todos en ebook en las librerías de la red, y también en papel los editados en los sellos Phoebe y Vergara.
Espero que disfrutéis de la lectura, y que os animéis a contarme vuestras impresiones.

Aquí os dejo enlaces para encontrar "La decisión de Blanca":




viernes, 30 de octubre de 2015

BIENVENIDOS AL HALLOBLOGWEEN 2015

Última y definitiva actualización: 3-11-15
¡Gracias a todos por otra genial edición
del HALLOBLOGWEEN!


Adelante, niños y niñas, blogueras y blogueros, pasad, hasta el fondo, estáis en vuestra casa del miedo, donde os esperan los más dulces y apasionantes terrores de la blogosfera.
¿Tenéis preparado vuestro relato? Sed amables, y dejadme el link en los comentarios.
Sin más, os doy la bienvenida con mis particulares zombies.


LA ÚLTIMA PESADILLA

©Teresa Cameselle

Abrió los ojos a una mañana gris y fría. En su retina aún latía la última imagen de la pesadilla. Habían sucumbido al fin, el virus había traspasado las débiles defensa de su búnker y corría por sus venas, matándoles silenciosamente, para luego despertarles a una nueva no-vida.
Se levantó despacio, sentía los miembros pesados, lentos, y la cabeza más espesa de lo normal. Café, se dijo a sí mismo, todo lo solucionará el café.
Caminó hasta la cocina, ella ya estaba allí, con la mesa puesta, el pelo revuelto sobre los ojos cenicientos. Extendió una mano pálida, azulada, hacia el plato que le acababa de servir. El cerebro parecía fresco, rosado y aún tibio. Y olía como el mejor de los manjares.
Ellos no comían cerebros. Las criaturas comían cerebros. Pero ellos aún eran humanos… Aún eran humanos…
El razonamiento, y las palabras para argumentarlo, se diluyeron en su mente privada de oxígeno.
Olía bien. Olía maravillosamente.
Ella parecía sonreír, aunque su boca se curvaba hacia abajo. Él intentó devolverle la sonrisa, y descubrió que era imposible mover sus labios muertos.

**********  **********

Y aquí está ya el  listado de los primeros participantes, lo iré actualizando durante el fin de semana: