Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

ESTE JUEVES UN RELATO: MENTIRAS

Gustavo nos pide este jueves que le mintamos, así que, con mucho gusto, esto es lo que se me ocurre decirle: (Más relatos del Jueves aquí)
MIENTEME ©Teresa Cameselle -¿Me quieres? -Más que a nada. -¿Volverás pronto? -Antes de que me eches de menos. -¿Y seremos felices para siempre? -Como en los cuentos de hadas. -Te besaré para que dejes de ser sapo y te vuelvas príncipe. -Y tú serás mi princesa. -Como en los cuentos… -Como en los cuentos… Mucho después de que el sonido de la puerta al cerrarse se hubiera desvanecido, ella seguía sentada en la cocina, pensativa, intentado atrapar aún el eco de sus palabras que ya no flotaba en el aire. Rememoró su mirada sincera, apenas empañada por la sombra de la compasión. Deletreó sus juramentos apasionados, que ni la certeza de su falsedad lograba afear. Desmenuzó su feliz vida pasada, ignorando los días grises, enterrando las tormentas. Volverá, lo ha prometido, se dijo con una sonrisa confiada que no logró convencer a su corazón. Sentada ante una taza de té hume…

MARTES MUSICA: LOUIS ARMSTRONG

A lo mejor ya estáis cansados de ver los anuncios del IPhone 4, pero no me negaréis que la canción es maravillosa (y los anuncios muy bonitos, por cierto). Feliz martes.

LA CITA: P.D. JAMES

Imagen
"Los personajes crecen como las plantas en la mente del autor durante los meses que dedica a escribir la obra, de forma que cada vez enseñan más de sí mismos. No obstante, por muy bien que conozca a mis personajes, éstos se definen con mayor claridad durante el proceso de escritura del libro de tal forma que, al final, por mucho que me esmere en programar la obra de forma minuciosa, nunca obtengo exactamente la novela que he planificado. La sensación, en realidad, es que los personajes y todo lo que les sucede existe en algún limbo de la imaginación, de manera que lo que yo hago no es inventarlos sino ponerme en contacto con ellos y plasmar su historia sobre el papel, es decir, que es un proceso de revelación y no de creación."
"Todo lo que sé sobre novela negra". P.D. James.

Este jueves un relato: ¿En qué trabajas o te gustaría trabajar?

Este jueves en el blog de Gus nos proponen hablar sobre el trabajo, el que realizamos o el que nos gustaría realizar. Como nunca me ha interesado la autobiografía, aquí os dejo un relato sobre un hombre al que sí le gustaba, mucho, su oficio. MAS RELATOS DEL JUEVES AQUI.

ASI EN LA TIERRA ... ©Teresa Cameselle

A Baldomero le encantaba su trabajo. El cielo sobre la cabeza y la tierra bajo sus pies. No podía haber otro mejor, decía. Hincar la pala en el manto húmedo una fresca mañana de primavera, arrancar las malas hierbas, descansar la vista en el colorido de las flores a su alrededor, todo esto hacía feliz de verdad a un hombre. El no había nacido para calentar una silla en una oficina, o para vender artículos al pormenor en alguna tienda de la calle mayor. Nunca pensó que dejaría aquel pueblo en el que habían nacido él y sus hijos, su mayor deseo era descansar allí mismo donde tenía su vida y su querido trabajo, pero todo se torció cuando llegaron los cambios. El ladrillo y el cemento se …

BIBLIOTECA GREDOS: CLASICOS DE GRECIA Y ROMA

Imagen
Por medio de Bloguzz y por cortesía de la Biblioteca Gredos, me llegan a casa los seis primeros tomos de esta nueva colección, que algunos ya habréis visto en vuestros quioscos habituales. Si ya es una alegría siempre que te regalen libros, que además vengan a completar un horrible hueco que tenía en mi estantería, precisamente el de los clásicos griegos y romanos, hace que me sienta como si me hubiera tocado la lotería. A veces nos da pereza acercarnos a estas obras maestras, por más que sabemos que lo son y que son imprescindibles para cualquier persona que desee tener una base cultural, más aún para los que nos gusta leer y escribir a todas horas. Ocurre, sin embargo, que cuando nos decidimos a sumergirnos en estas lecturas, descubrimos al momento por qué son Clásicos con mayúsculas y por qué el tiempo no pasa por estas grandísimas obras. Esta colección es una gran oportunidad para los que, como yo, tenían una gran deuda con una colección de libros personal a la que quisiera llamar bi…

ESTE JUEVES UN RELATO: ¡HAZME REIR!

Imagen
Piolín no viene a cuento en este relato, pero es la imagen que nos proponen desde el blog de Gus para la convocatoria de este jueves. TODOS LOS RELATOS AQUÍ.


HISPANICAS ©Teresa Cameselle Abstrusa, me llamó aquella mañana de sábado. Abstrusa, como si fuera un insulto. “abstruso-sa: 1. adj. Recóndito, de difícil compresión o inteligencia”, dice la RAE. Puesto que recóndito (“muy escondido, reservado y oculto”) no era aplicable a las circunstancias, acepté el adjetivo teniendo en cuenta que en cinco años de convivencia no había logrado hacerle entender a mi querido filólogo la diferencia entre sintético y algodón, ni mucho menos el por qué deben separarse los colores y lavarse a diferentes temperaturas. Cavernícola, repuse, puesto que sólo un hombre nacido en eras prehistóricas podía seguir quejándose de su incapacidad para poner una lavadora. Zangolotina, rumoreó él, mientras yo me multiplicaba por la cocina, poniendo la dichosa lavadora, el lavavajillas, recogiendo la vajilla del desayuno. H…

LA CITA: PAUL AUSTER

De camino al trabajo, como otras veces, me he parado a tomar un café. No pudo ser en el Corchea, que estaba cerrado, así que fue en un clásico, muy renovado, el Big Ben de la calle Galiano. Como compañía traía bajo el brazo la "Trilogía de Nueva York" de Paul Auster, una de mis compras, que ya os enseñé, de la Feria del Libro de La Coruña. Al sentarme en la barra, sin embargo, me llamó la atención desde el revistero de la esquina, la portada del inefable Cuore, llena de culos más o menos imperfectos en biquini. Y, ¿quién se puede resistir a una revista que compara culos de famosas, valorándolos desde "rarunos" a "estupendos"? Así que, al lado de mi taza, reposó mi Auster, mientras devoraba los "args" del Cuore, lleno de frases ingeniosas y menos malvadas de lo que parece prometer su portada. Cuando ya salía del café me entró una duda. ¿Era una contradicción excesiva que me gustase tanto la escritura de uno de los mejores autores americanos vivos y …

Este Jueves un relato: JUEVES DE MUSICA

MUSICA DE ASCENSOR ©Teresa Cameselle Odio el turno de noche. Odio el turno de noche. Odio el turno de noche. Siempre la misma cantinela. Los pies destrozados, la cabeza embotada tras cuatro jornadas nocturnas consecutivas, los sentidos en alerta mientras cruzas la ciudad que apenas empieza a desperezarse. Aún ni ha salido el sol. Y dentro de una hora, cuando por fin empiece a conciliar el sueño, el simpático nuevo vecino de abajo se pondrá a cantar en la ducha, y no, no tararea o trata de frasear alguna musiquilla de moda que me ayude a conciliar el sueño. No. El señor buen gusto, con su voz de barítono, canta clásicos de los crooners americanos, lo mismo le vale Frank Sinatra que Dean Martin. Al menos tengo que reconocer lo bien que lo hace. Odio el turno de noche. Los pasos furtivos en la acera. El vagabundo cubierto con cartones. El traqueteo del camión de la basura. Los pasos furtivos… ¿Aún están ahí? ¿Me están siguiendo? Apuro el paso, me asusto, sí, a esto no se acostumbra una. Giro …

LA CITA: JOAQUIN SABINA

"Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren." "Contigo" Joaquín Sabina
joaquinsabina.net


INQUIETUDES COTIDIANAS (1)

SANGRE ©Teresa Cameselle
Le vi llegar por mi derecha. El blanco níveo de sus ropas, ahogado bajo un torrente escarlata. Cruzó el pasillo sin que nadie más pareciera reparar en él, todos ocupados en nuestros asuntos. Al poco desapareció por una puerta y la sensación de inquietud me abandonó, rauda, como había llegado. Pendiente ya de mis quehaceres cotidianos, recogía mis bolsas cuando le vi aparecer de nuevo. A sus espaldas cargaba parte de un cadáver descuartizado. La cajera me daba los buenos días mientras me entregaba el ticket de compra. Lo dejé caer dentro de una bolsa, la que llevaba una bandeja de filetes de ternera. Mejor algo de pescado para cenar, pensé, mientras el carnicero ya salía de vuelta al furgón frigorífico.