Este jueves un relato: BICHOS


Quiero, antes que nada, dar las gracias a Gustavo, por seguir con esta bonita convocatoria jueves a jueves, porque gracias a él me obligo (casi siempre) a escribir un nuevo relato semanal y, especialmente esta semana, porque me ha inspirado un microrrelato, mis favoritos; hacía tiempo que no escribía uno y me preocupaba haber perdido la inspiración para lograr contar una historia en pocas líneas.
Pues eso Gus, va por usted.




FOBIA
©Teresa Cameselle


Siempre me han dado miedo las arañas. Cuando era niña desperté una noche y vi una enorme, tamaño tarántula, caminando directa hacia mi cara. Desde entonces duermo con un ojo abierto. Esta noche la sentí, me trepó por un brazo con un cosquilleo que me puso la piel de gallina. Ya me subía por el cuello cuando agarré la lámpara de mi mesilla, de un manotazo me deshice del bicho y luego golpeé a ciegas la almohada de punta a punta, asegurándome de que no saliera viva de mi cama. Esta es la verdad de lo que ocurrió y todo lo que tengo que declarar. Ahora ¿me dejarán acudir al entierro de mi esposo?




Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
Menuda viuda negra... jajajaja

Muy buen micro, Teresa.
Un beso
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Excelente Teresiña, me has puesto el vello de punta, y es que pasé algo calcado con una cucaracha, aigggg, en mi almohada la vi al abrir un ojo, rozando mi cara.
Fue en el Nepal, allí miden diez centímetros !!monstruosas!!

Evocación de un instante que has brodado, estás muy en forma en el tema "micro", ya lo creo. Felicitaciones.

Nota: Eso del entierro de tu marido, es el toque final espeluznante (me ha recordado a la viuda negra, araña de las sublimes). Bicos, ptons, nos veeemos.
Susurros de Tinta ha dicho que…
Agggg, no des ideas por Dios!!!, no des ideas!!!, jajaja, muy bueno, no se puede decir más en tan reducidas palabras, con que una araña no?, mmmm, no, quita, quita, deja de imaginar Susurros que se te la la olla, jajaja, besosssssssssssss.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Piensa mal y acertarás, jaja.
Pero fue sin querer, la verdad, lo mismo que hablas en medio de una pesadilla, a veces braceas, y te lías a golpes con la lámpara y pasa lo que pasa.

:D
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Ahora caigo, jejejeje, en redondo, que de tanto recordar a la cucaracha, ya sabes esa que no puede caminar porque le falta, porque no tiene, una cosita...

Das ideas, siiii, menudo bichooo culebrero.Braceo intencionado en medio de la noooche.
Un accidente lo tiene cualquiera.
RIP.
Susurros de Tinta ha dicho que…
Gatuna Diosa del Olimpo, ¡¡¡ya has tardado ehhh!!!, mira que irsete a ti una así?, jajaja, quieres un cafelito, con sacarina, es lo que hay!!!, grrr, que mal llevo esto!!!, jajaja, que andamos dormiditas, besossssssssss.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Sirenita rumorosa, con permiso de la Teresiña, te digo que el despiste es culpa de dormir con el culito...y, al aire, me pica me pica.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Natalia, jajaja, si es que ya te digo que los relatos cuanto más cortos hay que leerlos más despacio, y dos veces mejor que una.
Oye, estás estupenda en esa foto nueva de perfil.
Biquiños.
santiago tena ha dicho que…
lo malo de los esposos es cuando arañan
Maat ha dicho que…
Hola Teresa.

Le veo un mérito enorme a esto de los micros porque yo me veo incapaz de sintetizar y en poco, decir tanto.

No me esperaba ese final. Muy bueno.

Besotes.

Maat
Pepe ha dicho que…
Voy a tener que plantearme muy seriamente si no será buena solución eso de dormir en camas separadas, jajaja. Se me ocurre una pregunta capciosa, si dormía la prota de tu historia con un ojo abierto... ¿cómo no vió que la tal araña era su marido? ¿o sí que lo vió?.
Muy bueno a mi juicio tu microrelato.
Un abrazo.
alfredo ha dicho que…
Teresa, dices que dos mejor que una, yo he necesitado tres, ...pero que disfrute en la tercera.

A veces los amores ciegos, o somnolientos te juegan una mala pasada.

Siempre te quedará la araña.

Besos
yonky ha dicho que…
Hay especies que se lo fagocitan y eso esta permitido por la naturaleza,si sos una de ellas estas exonerada de culpa.


cariñitos
Mari Carmen ha dicho que…
Jope, Teresa, ¡qué pasada de relato! Vamos que habrá que estar muy atenta a lo que hace una por la noche, pensando que se le sube algo por el cuerpo :)

Fantástico relato, Teresa.

Un abrazo
mar ha dicho que…
Jajajaja que bueno Teresa.
¿Será un eximente el decir que todo era un sueño o una confusión en mitad de una pesadilla?
Buenísimo tu micro
Un beso de Mar
César ha dicho que…
Como nos traiciona el subsconsciente.
"Mire Ud, Sr. Juez yo vi la araña tan real como ahora veo a Su Señoría"
Vamos, que cualquier escusa es buena para quitar de enmedio al plasta del marido.
¿Le absolvieron?
gustavo ha dicho que…
gracias, teresa cameselle.
y ah0ra me vas a permitir expresarme c0m0 y0 me expres0.....p0r fav0r...
la mama que te pari00000
me sig0 riend000000000000
jajajajaj
un bes000000 n0rmeeeee¡¡¡
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Pobrecita, ella, que confundió con araña lo que en realidad era un pulpo.
Avisados estáis, cuidadito con las caricias nocturnas, nunca sabes qué estará soñando tu compañero/a de cama.
Gracias por leerlo y por la visita.
Besos a repartir.
Mar ha dicho que…
Genial microrelato. En poquísimas líneas cuánta acción y qué sorpresa al final!
Perdona que haya llegado tan tarde. ¿Te veo mañana?
Un saludo, Mar

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

DAR LA CARA POR LA ROMÁNTICA