El emigrante (traducido)


Siento haber tardado tanto en colgar la traducción. Hace tiempo había hecho una y la estuve buscando, pero no la encontré, y el caso es que me daba pereza volver a hacerla. El problema de traducir de gallego a castellano y viceversa, es que son idiomas tan parecidos, que hay que andar con mucho cuidado para que no se te mezclen, que es lo que hacemos al hablar en el día a día la mayor parte de los gallegos. Además, hay expresiones muy propias de aquí que no se pueden utilizar en castellano. Pepe dice al llegar “soy yo, tu Pepe” que es una expresión propia en gallego pero en castellano suena fatal, por ejemplo.
Bueno, pues ahí va la traducción –casi literal-, a la que no le he corregido nada, por más que me tentaba, y es que esta historia la escribí hace seis años, y ahora le veo sus defectillos, pero lo que importa es la esencia de lo que cuenta, y esa me sigue gustando.
“-Hola Carmiña.
-¿Quién eres?
-Soy yo, Pepe.
La mujer sujeta con fuerza la puerta, sin terminar de abrirla y mira con desconfianza al hombre parado en la acera. Por un momento parece que una chispa de reconocimiento le brilla en los ojos, pero enseguida trata de ocultarla.
-Se confunde de casa.
-Pero Carmiña, soy Pepe, tu marido, ya se que son muchos años…
-Mi Pepe murió en América –dice la mujer e intenta cerrar la puerta, pero el hombre se lo impide.
-Sí, claro, ahogado en un río, para que tú y nuestra hija pudieseis cobrar la pensión y no pasarais apuros.
-Lo vio caer al río mi primo Antón –la mujer esconde la cara con gesto compungido-. Nunca encontraron el cadáver, hace casi veinte años…
-Ya sé que son muchos años… Que debí de buscar la forma de haceros llegar noticias mías, pero las cosas no me fueron bien.
-No hubo pensión, pasé muchos trabajos para sacar a mi hija adelante –la mujer mira hacia el interior de la casa y baja la voz-. Un día vino Moncho y dijo que él nos ayudaría, que no teníamos que andar mendigando la caridad de nadie.
-¿Moncho el de Ramón de Trasmancos? –la mujer asiente con la cabeza- Siempre te anduvo detrás…
-Lo pensé algún tiempo, pero él dijo que sería un padre para la niña y …
-¿Con quién hablas Carmiña? –llega desde dentro la voz de un hombre, mientras se escuchan pasos acercándose, la mujer se pone delante de la puerta, para que ni el de dentro ni el de fuera lleguen a verse las caras.
-Es uno de esos testigos de Jehová –dice la mujer con gesto despectivo-. Ya se va.
-Sí, dile que aquí somos cristianos –dice el hombre y la voz vuelve a alejarse.
-Papá –esta vez es la voz de una mujer joven la que llega desde el interior de la casa-, dile a mamá que venga, que el caldo se está enfriando.
-Ya voy, hija –dice la mujer-. Este hombre ya comprendió que aquí no tiene nada que hacer.
El hombre de la puerta asiente con la cabeza y se vuelve de espaldas. Ni siquiera dice adiós.”

Comentarios

Felisa Moreno ha dicho que…
Gracias, ha merecido la pena esperar.

Un saludo
Felisa
Teresa Cameselle ha dicho que…
Gracias a ti Felisa, por la paciencia y el interés.
Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
En galego queda mejor, más auténtico, yo me imagino a los personajes y sus gestos en gallego; en castellano se lee más de corrido, pero no es lo mesmu.

Esta semana te has limitado a traducir, vaga, más que vaga, tienes que escribir algún relatillo, ¿no? :-)

Saludiños.

Fernando
Teresa Cameselle ha dicho que…
Fernando, tienes razón que en gallego es más auténtico, así lo ideé y nunca pensé en escribirlo en castellano, por eso esa penosa traducción, jaja.
Vaga yo? Si supieras lo maratonianas que son mis jornadas, con el trabajo, la familia, la casa, y robando algunos ratillos para hacer avanzar mi segunda novela, que no me queda tiempo ni para respirar.
Por eso ando rescatando estos relatos antiguos, de momento no tengo tiempo ni para pensar en nada nuevo. Así le va a mi pobre blog, ay.
Carmen Andújar ha dicho que…
Es un relato muy auténtico, te hace ponerte en la piel de los personajes y te llega muy adentro
Felicidades
Carmen
karmentxu ha dicho que…
¿por que los castellano-parlantes seremos tan reacios a leer en los otros idiomas de nuestra piel de toro?????
yo no se hablar ni gallego, ni catalan, ni mallorquin ni valenciano, ¡pero lo entiendo todo que no es tan difícil!!!:-)

Un beso Teresa, eres una artista.

Karmentxu

Entradas populares de este blog

HALLOBLOGWEEN 2017. BIENVENIDOS.

HALLOBLOGWEEN 2017: LO QUE NO SE VE

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)