Sábados de Mercedes. Extracto.


El sábado pasado no pude acudir a nuestra cita literaria, y éste era mi intención no faltar, pero estoy liada con otras cosas y por más que he buscado un hueco a lo largo de la semana y he tratado de conjurar una idea válida para ofrecer, me he encontrado sólo ante la temida página en blanco.
Así que, con un poco de descaro, os ofrezco una escena extraída de mi novela "La hija del cónsul", imbuida por la sensualidad del harén:

"La estaba besando antes de que ella pudiera siquiera sospechar lo que pretendía. Sus labios se posaron sobre los de María Elena con suavidad y comenzaron a moverse, tentadores al principio, después exigiendo respuesta. Ella sintió que caía y sus manos se aferraron a los hombros de Alí, que la rodeó por la cintura con sus brazos, inclinándose hacia ella hasta casi cubrirla con su cuerpo. La túnica de seda que la joven vestía no era obstáculo que le impidiese sentir el calor de la piel del hombre que la mantenía aferrada contra su cuerpo, haciéndole percibir cada uno de sus músculos en tensión, obligándola a respirar su aroma, a acariciar su espalda poderosa, tentándola con las fabulosas sensaciones que sus labios provocaban en su rostro y en su cuello. Una de las manos de Alí se introdujo bajo su túnica, dejando un reguero de fuego por su pierna hasta llegar a su cadera, mientras con el otro brazo la sujetaba con fuerza, la mano invasora trató de introducirse entre sus piernas, provocando una exclamación sobresaltada en María Elena, que empujó a Alí, alejándose de él hasta que su espalda topó con la pared, donde se detuvo con la respiración alterada y los ojos dilatados.
Durante una pequeña eternidad ninguno dijo nada. Alí trataba a su vez de recuperar el aliento y controlar la marea de lava caliente que corría por sus venas, inflamando sus sentidos y provocándole un intenso dolor en el bajo vientre ante la imposibilidad de desahogo. Había tratado de asustarla, de darle una lección, pero era él quien la había recibido."

La Hija del Cónsul ©
Teresa Cameselle

Comentarios

Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Alí, Helena, el harén, definitivo, aiggg, Teresiña.
Poneís, las que tocaís...(je, je, je)lo romántico, unos ardores, unas ánsias y fuegos de labios, pieles, p...y tooo, capaces de revivir un volcán apagado.
Yo, lo admito, no sirvo, ya sabes cual es mi neura, mirar atrás con, o sin ira. Una efusiva felicitación y bonita pintura orientalista, me encantan.
¿Conoces al delicioso Alma Tadema? Míratelo y goza, le iba Roma para idealizarla, y Egipto y los harenes!!! el mejor.
Bikiño de mudita para siete días.

!Ah! y un !salve! a todos, todas los/as, que han encendido su llama erótica a base de palabras !increible!
XoseAntón ha dicho que…
No te preocupes, Teresa, te entiendo perfectamente. A mí me resulta imposible seguir el ritmo de los blog y, no sin un enorme nudo en la conciencia, me salto la mayoría de comentarios que me gustaría hacer. Mantengo a duras penas los del Sábado de Mercedes, para que nadie me venga al entierro.

Escribes muy bien, me gusta mucho tu ritmo de contar las cosas... También me da mucha pena la bragueta de Ali, pobrecillo, y por encima, tener que aprenderse una lección. :-)

A no ser que no encuentre el libro, lo llevaré para firmar allá abajo, en las otras rías. Como nos queda más cerca, jajaja.

Bikiños
Ardilla Roja ha dicho que…
Hay muchos trozos tórridos en la hija del Cónsul. Recuerdo bien la de los baños. Impresionante también.
Teresa Cameselle ha dicho que…
Natàlia, creo que en el fondo todas hemos soñado alguna vez con el harén, si te quieres dar un paseo por el imperio turco del XIX, ya sabes.
Paisano, si no lo encuentras avisa, que yo sé de algún sitio que aún lo tiene, aquí en Ferrol, y en Vigo también.
Cati, lo de los baños es ya la fantasía absoluta, ni te cuento los ratos que he pasado en la sauna imaginando esa escena, y cómo iba subiendo el carlo más y más...
Besos.
maese_raposo ha dicho que…
excelente tu relato,
letras ardientes como lava.
Un saludo
Susana ha dicho que…
Hola Teresa. Tengo pendiente la lectura de tu libro, que tiene, desde luego, muy buena pinta. Este pasaje ¡es bien calentito! Ne ha gustado muchísimo.

En fin: que en cuanto tenga un rato me sumergiré en La hija del Cónsul.

Ya te contaré.

Un besote
Fernando ha dicho que…
El libro está teniendo tanto éxito que Teresa está pensando en escribir la segunda parte, titulada, "La nieta del cónsul". Guardame un ejemplar, ¿eh?

X. Antón, acércate a El Corte Inglés que te quede más cerca y pregunta si te pueden conseguir algún ejemplar de las tiendas de Jerez o de San Fernando (Bahía Sur), pues hace unos meses quedaban algunos (creo) En el de Cádiz se agotaron.
Teresa Cameselle ha dicho que…
Fernando¡¡¡ Que la nieta aún no ha llegado, aunque puedo informarte que algo hay en camino, no podía ser menos, visto lo visto.
La continuación está en el horno, pero no paran de salirme personajes que se rebelan y me la enredan, con lo que no sé cuando se va a acabar de hacer.
maese_raposo ha dicho que…
gracias por tus palabras...
si me subi ayer a ultima hora a este bus de las letras.
Un abrazo
El Gladiador del verso
tag ha dicho que…
Oye Teresa,

Perdona pero no me habia fijado en que tu eres la autora del libro.
Y acabo de ver que el tuyo si que está a la venta en algunas librerias.
Porque ayer le compré uno a Felisa, que lo envia por correo. En cuanto lo acabe, me compro el tuyo.
Vaya sorpresa,y que ilusión me hace conocer a las escritoras.
¿es tu primer libro?

Enhorabuena.

Un besito
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Teresiña...pos me apetece sudar vapor y de lo lindo en el hammam de tu harén.
Admito que en el relato romántico soy lectora novata pero empiezo a verle mucho intrículis y arte del bueno. Te leo el Consul...lástima, no es romano, es otomano, que también me gusta Istambul, jamás la olvido ¿pasa allí? Un día o un año de estos, me lo firmarás??? Sabes que voy por tus tierriñas.

Boas noites y bikiño de mudita por cinco días...me queda menos.

Ah!! mi amiga Vero Valenzuela le da con bríos a lo romántico y está por sacar novela en junio, Perder el alma, se titula.
Julia: ha dicho que…
Teresa es un placer leer tu relato y me gustaría el libro no sé si esta a la venta en Buenos Aires, agradezco tu comentario, pero te cuento que yo soy una atrevida nada más. No me dedico a escribir, pero me gusta porque como dice Becquer:" En los tenebrosos rincones de mi cerebro acurrucados y desnudos duermen los extravagantes hijos de mi fantasía.Un abrazo.
alfredo ha dicho que…
Hola teresa:
Leyéndote, (que es un placer) me ha venido a la mente, "La Pasión Turca" de Gala, Quizás Alí con su sexualidad a flor de piel o tal vez Maria Elena, abandonada al excitante atractivo del turco.

Magnificamente descriptivo, un paseo sugerente por una situación tan dificil de plasmar en el papel.

Saludos
Teresa Cameselle ha dicho que…
Hola, Tag. Sí, es mi primera novela, y estos días cumple ya un añito. Como la novela romántica está considerada de poco recorrido, las tiradas son pequeñas, y ya no es fácil encontrarlo en las librerías.

Natàlia, yo tenía mi viaje organizado a Estambul el año pasado, y al final no pude ir, tengo un disgusto que no se me pasará hasta que por fin vaya. Nos vemos este verano, sin falta.

Julia, en Argentina sí estaba a la venta, espero que lo encuentres. Me encanta Bécquer.

Gracias, Alfredo, por tus palabras.

Besos a repartir.
Carmen Andújar ha dicho que…
Sensual a tope, si toda la novela es igual, ¡vaya tela!
Un beso
Fernando ha dicho que…
La novela es una aventura romántica en clave turco-árabe. Incluye pasajes enrevesados, con un plus de intriga, de los cuales la autora sale siempre airosa. Muy bien narrado, se lee con gusto.

Me atrevo a hacer esta crítica para animar a leerlo a los indecisos. En algún C. Inglés del territorio patrio aún quedan ejemplares, pocos. Anímate Carmen Andújar.
Fernando ha dicho que…
Me olvidé de algo: "...enrevesados y de alto contenido erótico..."
Teresa Cameselle ha dicho que…
Carmen, no toda es igual, jaja, pero sí que hay muchas escenas... calentitas.

Fernando, cuando tenga listo el próximo libro, te lo mando y me escribes la sinopsis, que se te da muy bien.

Besos.
Fernando ha dicho que…
Teresa, como si quieres mandarme el borrador de "La nieta", y te ayudo a eliminar personajes molestos e inoportunos que te impiden cerrar.

No me dices nada de los comentarios a relatos. Ahora sigo....
Teresa Cameselle ha dicho que…
Que no es la nieta, que es la hermana¡¡¡¡

Tus comentarios, muy ilustrativos, te lo estás tomando en serio por lo que veo, pero tampoco lo consideres una obligación.
Un beso.
gustavo ha dicho que…
SI Y0 N0 QUIER0 N0 ESCRIB0 AQUI...SI TU N0 QUIERES, Y0 N0 ESCRIB0 AQUI...PER0 C0M0 HAY UN ACUERD0....ASI, ASI, VA LA LIBERTAD¡¡¡¡¡ Y SI N0...QUE CADA UN0 QUE LA VI0LE QUE LA PAGUEEE¡¡¡
GRACIAS., TERESA.
Teresa Cameselle ha dicho que…
Hola, Gustavo.
Eh... Creo que no he entendiendo mucho tu comentario. Me lo explicas?
Mad el Mago ha dicho que…
Dejalo Teresa, fernando es así, caballero como don Quijote hasta la muerte....
No voy a decir nada de tu texto, ya sabes mi opinión más que de sobra.
También somos adictos a los baños árabes y miedo me dá ir tras leer tu libro....

Besos...
Milagro ha dicho que…
Recibí su libro como regalo de cumpleaños en Marzo y me había rehuído hasta el fin de semana pasado. Cuando finalmente pude sentarme a leer con calma, porque hombre, no hay nada más fastidioso que leer una novela romántica y que lo interrumpan a uno en medio de las partes más interesantes ... desde que comencé a leer quedé pegada y atrapada en la trama, decir que me ha encantado es quedarse frío, no he podido soltar el libro hasta que lo he terminado. Espero de corazón que siga la historia de Mercedes, sería maravilloso que hubiese alguna salida para ella y Adnan. Miles de gracias por regalar al mundo un libro tan bien logrado. Saludos!
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Hola, Milagro, muchísimas gracias por tus palabras, son los comentarios como el tuyo los que hacen que una siga escribiendo, cada día un poco más, o al menos eso intento, porque el tiempo siempre anda escaso.
Mercedes y Adnan... Ya he perdido la cuenta de las veces que me lo han pedido, y siempre respondo lo mismo: la cosa es complicada, muy complicada. Se hará lo que se pueda.
Gracias por la visita. Un beso.
Milagro ha dicho que…
Gracias por tu respuesta!!!

jajajaja ya imagino como te han bombardeado con la pareja "Adan-Mercedes", creo que es inevitable, en todo libro romántico siempre hay personajes que se convierten en favoritos. Es cierto es complicada la cosa. Lo que si puedo decirte que sin importar como resulten las cosas para Mercedes y Adnan, juntos o separados, desde ya tienes mi voto de confianza ciego e incondicional, si llegas a escribir su historia o sus historias, ya tienes otra fan y lectora que confía plenamente en tu talento.

De nuevo miles de gracias y un abrazo enorme para tí también
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Milagro, si lees más arriba verás cuál va a ser mi próxima novela, me temo que Mercedes tendrá que esperar un poquito más, pero la culpa es de ella, por ser un personaje tan especial, se merece una historia igual de especial.
Besos.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN