No me he enterado de nada.


Esta foto la saqué el sábado, al atardecer, desde el monte de Santa Luzia en Viana do Castelo. Cuando estábamos tan contentos mirando la hermosa capilla y la puesta del sol sobre el mar, de repente comenzó a llover a cántaros, mientras el sol no dejaba de lucir, y así surgió este bonito arco iris sobre la desembocadura del río Limia. ¿Y aún alguien duda de por qué los antiguos creían que era obra divina?
Volvimos ayer a casa, tarde y cansados, y estuve echando un ojo a los blogs, para ver cómo había ido el sábado literario, temiéndome una deserción generalizada por culpa de las vacaciones; ya veo que no fue así.
También he visto que, a fuerza de tirar cosas al pozo, alguien quiso tirar hasta su propio blog. Como al final no ha sido así, y como yo no me he enterado de nada, pues no tengo tampoco nada que comentar.
Si es que después del chaparrón siempre acaba luciendo el arco iris, para volver a ver el mundo de colores.

Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
ayyy, que sabado más atropellado tuvimos. Menos mal que al final todo quedó en un susto.

Bonita foto ;)
Te digo lo mismo que Ardilla.

Ya aprovecho para avisarte de mi nueva entrada en el blog, un artículo de Ramón, como eres una admiradora del cine seguro que te encanta,

Un beso,
Juanma
Annick ha dicho que…
Aprés la pluie , le beau temps .

Un saludo desde Malaga.
Ardilla Roja ha dicho que…
Teresa, gracias por esas fragas tan maravillosas. Ya les he buscado acomodo ;)

Besos
Paco ha dicho que…
El arco iris, dice la leyenda que acaba en una ola de monedas de oro. Yo ya me he cansado de buscarla y nunca la he encontrado...

Si estuviste de "vacas" y te lo has pasado bien, me alegro.

Un abrazo
Paco ha dicho que…
quise decir "olla", (se me comió una "ele" el teclado...
Teresa Cameselle ha dicho que…
Hola, Cati, correcciones recibidas, gracias. Me alegro de que te gustara la fraga, ya sabes, está cerca de mi casa, cuando quieras...
Juanma, me ha encantado, allí te dejo los comentarios.
Hola, Annick, ya veo que los franceses también están de acuerdo, después de la tormenta siempre llega la calma...
Paco, me gustaba la "ola de monedas de oro", me imaginaba una sucesión de montañas, como un desierto, formado por pequeñas monedas doradas.
Besos a repartir.
Hector Eldír ha dicho que…
Viana es precioso, tambien Ponte de Lima es muy recomendable (si no lo conoces ya.

Me acabo de enterar de lo de tu novela y debo de felicitarte enormemente.

un "veso" y no dejes de "excribir".
Celia ha dicho que…
Hola Teresa.
Me parece una imagen mágica.
El sábado ha sido movidito.
Un abrazo
Teresa Cameselle ha dicho que…
Hector, vaya bigote, impone, buff.

Celia, yo no me he enterado, pero sí, movidito.

Besos a repartir.
Ricardo ha dicho que…
Una foto preciosa Teresa, es cierto que el arco iris tien algo mágico y misterioso que traslada al pensamiento más allá de lo terreno, al menos a mí me pasa.

Gracias por seguir mi blog.

Un beso.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
En Galiza y en el norte de Portugal ocurren esas maravillas, lo sé, el arco iris como regalo. En Bretaña otro tanto de lo mismo, tierras hermanas en el verde, en lo celta y en la lluvia, xove en Bretaña y sale el sol de golpe. Mírate las fotos que hice estos días, las tengo colgadas en el blog.
Volvemos a tomar el ritmo, espero participar en los "sabados" en cuanto me curen la pupa.
Te envio un regalito por email, hace juego con tu bella foto. Besiños.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Teresiña, es una alegría para mí ver en tu blog el arco iris de Cedeira, que en definitiva es para todos y todas, un regalo.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN