¿Confias en mí?


Queridos escritores, amigos, plagiadores en potencia. Recordad una cosa, no podemos evitarlo, todo lo que hemos visto, leído, escuchado, se refleja en nuestros escritos, consciente o inconscientemente ahí está, a veces sorprendiéndote, tiempo después de haberlo escrito, cuando descubres las jugarretas que te hace la inspiración.

Para muestra un botón extraído directamente de mi manuscrito de "La hija del cónsul":

"-¿Confías en mi? –preguntó Alí al tiempo que la cubría con su cuerpo, por un instante infinito se miraron a los ojos, mientras sus cuerpos ardían y palpitaban de deseo."

Y ahora, me declaro pecadora, aquí os dejo la prueba de mi delito, una de las escenas románticas más bonitas de la historia del cine:

Comentarios

Ángeles Ibirika ha dicho que…
Muy cierto, Teresa. Al fin y al cabo, todo cuanto sabemos lo hemos ido aprendiendo, consciente o inconscientemente. Todo, incluidos esos revoloteos maravillosos llamados sensaciones, los hemos adoptado de cuanto veíamos. La piedad, por ejemplo, dicen que si no te la enseñan en los primeros años de vida, carecerás de esa capacidad para siempre.

En el caso que nos muestras, tu “pecado” es pequeñito ¡jejeje! Porque, ¡cuántas veces no habremos pedido confianza, y cuántas veces no nos la habrán solicitado!

Un abrazo, querida “compañera de plagios”
Ardilla Roja ha dicho que…
Ego te absolvo jajaja

Cuando leí "La hija del Cónsul" no pensé para nada en Aladino. Vi a un árabe seductor y guapo, sobretodo en la escena de los baños; pero en ningún momento le vi semejanzas con el entrañable personaje.

Por otra parte todo está inventado y es cierto que aunque queramos evitarlo, tendemos a imitar a aquellos escritores que nos gustan.

Un beso

Un beso.
Felisa Moreno ha dicho que…
Cuando escribimos no podemos desprendernos de nuestras vivencias, de nuestras lecturas, a veces lo hacemos de forma inconsciente porque escribimos desde el olvido, y no lo digo yo, sino una importante escritora de la que no recuerdo ahora el nombre. Ella decía que escribir en cierta forma, era recuparar cosas que habíamos olvidado, pero que aún estaban ahí, escondidas en nuestra memoria.

Uf, que lío.
Un beso
Assumpta ha dicho que…
Jajajaja supongo que va en broma, no? :-)

Pensaba que pondrías un párrafo entero de algún libro que habías leído hace tiempo y resulta que se trata de TRES palabras!! :-))

La de veces que habremos repetido, incluso frases más largas, sin la menor intención plagiante, algo leído o escuchado anteriormente :-))

A mi muéstrame un párrafo entero igual en dos libros (al estilo Ana Rosa jeje) u otros casos famosos que se han dado en los últimos años y hablaremos de plagio :-)

Apuesto a que este post iba con intención de bromear! ;-)
Yo creo que esto es más bien una "coincidencia" no una retroalimentación, ni nada parecido,
Es una frase bastante común, pienso yo para verse repetida.
No te preocupes, Teresa,
gracias por el video,
no sé si sabes que mi gato se llama Aladín, jaja
Un beso
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Je,je, Teresiña, la única coincidencia que le veo con "La hija del Cónsul" es la palabra "confias en mi"...el resto, cómo dice Ardillita, en tú escrito tiene conotaciones mucho menos infantiles o adolescentes, o almibaravas o disneyanas, por suerte.
Ayyy, mundo ideal. No te extrañe sacar el arranque de una situación de una peli, nos sucede, lo tenemos en el coco y sale cuando menos se piensa. !Saalves!
Susana ha dicho que…
Me sumo a las opiniones de los compañeros. Mujer, es sólo una coincidencia o quizá esa escena de Aladino fue una fuente de inspiración, pero des luego, plagio-plagio ¡no es!

Un abrazo
Assumpta ha dicho que…
La cantidad de libros que deben tener frases como estas:

- La puerta se abrió repentinamente...
- Aquel día el calor era especialmente sofocante...
- ...mientras dibujaba una sonrisa...
- Su mirada era fría como el hielo.
- ...exhaló su último suspiro
.

Porque yo insisto en que Teresa está haciendo una broma con el tema de este post. Es absolutamente imposible que hable en serio :-)

Si cada combinación de tres palabras fuese susceptible de un único uso en el mundo de la literatura, mal lo tendrían los escritores :-))
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Vale, reconozco exageración al utilizar el término plagio, me quedo con retroalimentación, esa palabra tan bonita que me regala Juanma.
El tema, en este caso concreto, es que yo he visto Aladdin tantas veces que me la sé de memoria, y por eso estoy convencida de que mi subconsciente me la jugó en ese momento concreto.
En la escena, Aladdin lleva a la princesa a conocer "un mundo ideal" más allá del palacio que ella considera una prisión. En mi escena, mi príncipe Alí hace conocer a María Elena un mundo nuevo (y lo dejo ahí, los que lo habéis leído, ya sabéis a qué me refiero).
Lo que quería decir con este ejemplo es que, si pudiera leer mis escritos como si fueran de otra persona, tomando distancia, ¿cuántas escenas robadas de películas, libros, historias que me han gustado, encontraría? Miedo me da, jaja.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Teresiña, ni miedo ni puñetas ni naaa ¿de dónde sacamos las ideas o las imagenes o los dialogos? De nuestra imaginación, pero ésta ¿de qué se nutre? No estamos en una burbuja, todo a nuestro alrededor lo grabamos y luego nos sale en palabras escritas o dichas.
Me pasa exactamente lo mismo y no le doy más vueltas, yo tengo mis "mitos" sean los que sean, y mis imágenes, chispazos, conversaciones, cine, fotos, pintura, gestos...tú las tuyas.
Teresiña...viva Aladino y la lámpara maravillosa de los sueños. Bico
Mad el Mago ha dicho que…
Copiona, copiona, copiona, copiona,...
Copiar no es más que coger la idea de algo y hacerlo a tu manera. Plagiar es querer coger la esencia de algo y querer hacerla tuya.
Tú puedes copiar la Giralda de Sevilla mil veces y una copia jamás será identica a otra copia, estas creando algo... Plagiarla sería vender la Giralda omo algo tuyo...
O algo asi...
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Pues sí, copiona también.
Pero qué hizo J.K.Rowling más que copiar, de aquí y de allá, algo de mitología, algo de Dickens, algo de... Se mezcla todo en un caldero y ¡puf! sale el mayor bestseller infantil-juvenil de todos los tiempos.
A ver cuando me compro un caldero como el suyo.
;)
Fernando ha dicho que…
Bah. No es ni más ni menos que una sugerencia del subconsciente que el consciente hace suya. Ni es copia ni mucho menos plagio. Pero vaya, la entrada ha servido para que se llene esto de comentarios. A nadie de estos pagos se le puede ocurrir que la Cameselle copia o plagia.
Celia ha dicho que…
Teresina. Pienso que todo lo escuchalo leído, hablado incluso, pensado, se va a un saco profundo que emerge cuando menos se espera.
Creo que tu plagio, no ha sido plagio. Ha sido una pequeña abertura de ese saco, que quería jugar contigo a contar algo.
Siempre serás una gran escritora, amiguina.
Recibe un beso.
May ha dicho que…
¡Venga, Teresa! ¿Cómo puedes acusarte nada menos que de plagio por usar las palabras "¿Confías en mí?" Me has recordado a esa escena de La tesis de Nancy en la que acusan de plagio a un novelista por poner en su obra: -Buenos días, señores. ¡Menuda bromista!
Ah, y yo también prefiero la palabra retroalimentación a la de intertextualización, que es la que conocía.
En fin, como ya se ha dicho aquí, está todo escrito, y sólo podemos aspirar a hacer versiones. ¿O es que mi Mireya no tiene algo de Cenicienta?
May ha dicho que…
¡Venga, Teresa! Sólo puedes estar bromeando. Entonces, yo he plagiado La Cenicienta, ¿no?
May ha dicho que…
¡Huy, lo siento! Creí que no había salido mi primer mensaje.
Amber lake ha dicho que…
Jaja ¡Qué exagerada eres, Teresa! ¿Quién no ha reflejado en sus obras algo de lo que ha visto, oído o leído? Es inevitable, pero si lo hace inconscientemente no se le puede llamar plagio.
Plagio, plagio me viene a la memoria el libro retirado de cierta presentadora, reina de las mañanas en una cadena muy popular de este país, que tuvo el descaro de copiar frases enteras de algunos libros y, sobre todo, la mala suerte de que se dieran cuenta de ello
May ha dicho que…
Pero es que, además, ¿confías en mí? no es precisamente "ser o no ser, he ahí la cuestión". Es una pregunta que puede hacerla cualquiera.
Nada, que eres demasiado exigente contigo misma. Me recuerdas a cuando la Hermanos Warner quiso demandar a los Hermanos Marx, que habían sacado "Una noche en Casablanca" por plagio del título de "Casablanca". Y ellos dijeron que denunciarían a la Hermanos Warner por plagio en el uso de la palabra Hermanos.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Eso es, Celia, un saco tan hondo que te olvidas de lo que guardaste dentro y a veces te sorprende saliendo cuando menos te lo esperas.
May, sí. Tu Mirella tiene mucho de Cenicienta, pero por su desparpajo, a mí me ha recordado más a Elizabeth Bennet. Pero en fin, en cuanto a heroínas de novela, ya todo debe estar escrito me temo.
Amber, ese "caso famoso" ya todos lo conocemos. Qué torpes que fueron, escogiendo encima una novela de Danielle Steel, una de las autoras más leídas en romántica.
Gracias a todos por vuestras opiniones, acuerdos y desacuerdos. Reitero que sé que exagero en cuanto a término "plagio", pero también sé que mis películas y libros favoritos seguirán aflorando en mis escritos cuando menos me lo espere.
Besos.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN