Resumiendo


Hace un par de semanas que os digo que estoy con un relato largo y que apenas tengo tiempo para nada, ni para mi pobre blog, que anda escaso de entradas.
Pues bien, ayer puse el punto y final al primer borrador. Ahora toca dejar que lo escrito se enfríe, como un bizcocho recién salido del horno, y en unos días volveré a él para comenzar las correcciones, mientras, aprovecho para resumir lo que he estado haciendo además de escribir en estos días.
He visto dos películas en el cine:
-"Enredados" de Disney, otra joya para la colección, no os la perdáis, si os gustan las películas románticas y de aventuras, esta es la vuestra, el mejor guión con esas características que he visto en mucho tiempo.
-"Valor de Ley" de los Coen. Bien, por supuesto, aprobado alto. Este par de hermanos no hacen nada mal, pero personalmente, los prefiero gamberros y maliciosos ("Oh, brother", "Crueldad intolerable", "Quemar después de leer"). Esta nueva película, a pesar del éxito en USA y las nominaciones a los Oscar, no deja de ser un western correcto, pero algo falto de emoción. Lo mejor la protagonista. Lo peor el doblaje. Por favor, por favor, una sala de V.O. para Ferrol.
He ido a Madrid al I Encuentro RA, ya os lo conté en el anterior post, y sigo disfrutando de ese día a través de los comentarios en el Facebook, y la alegría de poder ver en persona a las amigas que ya conocía a través de blogs y redes sociales.
Me he enganchado a "El barco" de Antena 3. Creo que no me equivoco si digo que gran parte del equipo es el mismo de "El internado", pero aquí han depurado fallos de la anterior, que para algo tiene que servir la experiencia. De momento, los capítulos son intensos, no tienen esas escenas alargadas artificialmente de la otra serie, y los actores están bastante bien, a excepción de Juanjo Artero, que se encuentra como fuera de lugar, no convence como capitán y ha perdido mucho atractivo con esa barba que le da cierto aspecto de Borbón pasado de moda.
Me he comprado un Papyre 6.2, un libro electrónico, y no, no voy a dejar de comprar libros de papel ni de engrosar mi ya nutrida biblioteca, pero al menos no los cargaré de aquí para allá, que mis cervicales ya no soportan bromas pesadas, y además lo puedo utilizar como disco duro para transportar y repasar mis propios textos.
Me he leído "Luna comanche", uno de los libros románticos de autora extranjera, Catherine Anderson, más valorado en 2010 por las lectoras españolas. Y sí, es muy bonito y está tan bien escrito como bien documentado. Si os gustan las historias sobre indios y vaqueros, en las que ninguno de los dos bandos es bueno ni malo del todo, y además con un romance en principio imposible pero que va venciendo poco a poco obstáculos que parecían insalvables, esta es vuestra novela.
Y en cuanto al relato que "casi" he terminado, quería contar que estoy muy, muy contenta con él. Ya os he dicho en otras ocasiones lo feliz que me hace escribir historias románticas. Es distinto a escribir cualquier otro género. En la romántica te concentras en sentimientos y emociones, en buscar declaraciones de amor que no suenen trilladas e historias de amor clásicas pero a la vez distintas. Y como la meta es un final feliz, digno de un sueño pero creíble a la vez, pues acabas de escribirlo con la misma satisfacción que acabas de leer una novela romántica que te ha gustado, tan feliz como tus personajes. Y si hay suerte, como en este caso, de repente les coges cariño a tus protagonistas, y se convierten en parte de tu familia, para mí son todos hijos, y los quieres y te alegras con sus alegrías y te entristeces con sus penas, y luego los dejas marchar, para que otros puedan hacer lo mismo, y encima tienes la satisfacción de que luego alguien te pueda decir, leí esa historia tuya y me gustó.
Sí, me gusta escribir romántica, ¿y a quién no?

Comentarios

Natàlia Tàrraco ha dicho que…
Uf, Teresiña, a topes vas. No me cuentes, que me he embarcado con un novelón medieval, ayyyy, he colgado el primer cap. como tanteo. Uyyyy, estoy que no veo ni pelis, te comprendo.
Ánimos, a escribir y que te salga de rechupete, nos dejarás ver algo ¿nooo?
Bicooooooooo.
Susana ha dicho que…
Chica... ¡pues sí que optimizas tú el tiempo! Jajaja.

Estoy segura de que ese relato nuevo va a quedar fenomenal. ¿Qué tal un adelanto para tus amigos bloggeros?

Un besazo, Teresa.
San ha dicho que…
Me apunto Teresa a leer un poquitin si nos dejas de eso que está en revisión, espero que sea un novelón y consigas exitos, exitos.
Un besote.
Neogeminis ha dicho que…
Veo que has estado en verdad ocupada y me alegro que eso signifique tantas emociones positivas.
sobre las pelis, he visto las dos y me han gustado, cada cual a su manera me parecieron estupendas. El westwern de los Cohen por aquí afortunadamente llega subtitulado. En ese sentido todas las películas para adultos logran mantener las voces originales y con ellas la emoción original que los actores le impelen a sus palabras.
Espero que sigas así hiperactiva y tu relato pronto quede terminado.
Te dejo un abrazo.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

DAR LA CARA POR LA ROMÁNTICA