LA FÁBRICA DE SUEÑOS

Hoy toca reseña de cine, que ya hacía tiempo que no dedicaba una entrada a una de mis aficiones favoritas, y no es porque no haya visto buenas películas últimamente.
Porque de las malas, como de los libros malos, ya ni hablo. Como mucho dejo un comentario incisivo en mi FB, por si puedo evitar que algún amigo se gaste su dinero inútilmente en taquilla.
Así que vamos con las nuevas. Debo decir que este año 2012 ha empezado con buen pie. He visto, como no, "The Artist", la flamante ganadora del Oscar, muda y en blanco y negro, una película por la que de entrada ningún productor apostaría ni el dinero que se gasta en la comida de su perro.
Y me ha encantado.
¿A ti no?


Como a estas alturas ya todo está dicho sobre esta película, sólo repetir un argumento que estos días he defendido en un blog amigo, sobre sus puntos de encuentro, para mí muy obvios, con "Cantando bajo la lluvia". La transición del mudo al sonoro en el cine, la preocupación de los actores ante un cambio tan importante, y, sobre todo, ese momento final en el que la carrera del famoso actor se salva gracias al baile.
La imagen de más arriba, para mí, es uno de los muchos grandes aciertos de esta película. Han logrado que descubra cómo se sintieron los primeros espectadores que escucharon a los actores hablar en el cine. Ese momento mágico en que termina el baile, la pareja saluda a la cámara, se hace el silencio y... Se oye su respiración. Algo único. Maravilloso.



La segunda hermosa película que he visto últimamente es "La invención de Hugo". ¿Una película infantil? Puede, no me importa mucho a qué público va dirigida una película o un libro, sólo me importa su factura. Y este Hugo Cabret es una película bella, en cuanto a dirección artística (ganó el Oscar), es decir todo lo que engloba decorados, fotografía, vestuario, iluminación, paisajes... Y además también está llena de magia.
En el momento en que se nombre a Georges Melies, la película pasa de ser una historia tipo Dickens en París, a convertirse en, igual que la anterior, una película sobre el cine dentro del cine. De mis favoritas.
El recorrido que hacen sobre la vida y obra de Georges Melies, los personajes de la estación, los ojos de Hugo, y el autómata dibujante, ya forman parte de mi bagaje cinéfilo, como momentos inolvidables.
Relacionando "The Artist" y "La invención de Hugo", podríamos hablar también de "Los descendientes", película que también ha visto, que me ha gustado, que está bien dirigida, bien protagonizada, pero de la que me habré olvidado en un par de años. Y el resto de los espectadores también. De las dos primeras, no nos olvidaremos nunca.


Y mi última visita a las salas ha sido para ver la que se anunciaba como el debut de Pixar en imagen real, aunque en los créditos aparezca como Disney. Desconocía a este personaje, John Carter, creado por el autor de "Tarzán", que parece ser que nunca llegó a España, al contrario que su pariente el rey de los monos. Sin embargo, si buscáis en la red, veréis que hay multitud de páginas dedicadas a John Carter y su autor, con las portadas de sus libros, los cómics (en los que sin duda se han inspirado para la creación de esta película), y con toda una legión de seguidores fieles, que se declaran auténticos fans del personaje y la saga.
Esta adaptación de Disney/Pixar me ha parecido un derroche de fantasía, imaginación, acción y personajes de los que ya se ven. John Carter es fuerte, valiente, honesto y fiel a sus principios, a pesar de la tristeza que lleva en su interior por su vida pasada. Su princesa de Marte, Dejah Thoris, es tan bella como hábil con la espada, sabia e idealista, dispuesta a dejarse la piel en la batalla por su país natal.
"John Carter", es una película con un aire antiguo, como lo son las novelas en las que está inspirada, y que nos encanta a los lectores desde el primero momento, en que se presenta como hilo conductor de la historia, a un jovencísimo Edgar Rice Burroughs, que se convierte a sí mismo en el sobrino y heredero del protagonista, supuestamente fallecido, y que nos contará su vida hasta volver al punto de partida, cerrando así la película.
Buen debut para este personaje de la mano de Disney/Pixar, y esperemos que en próximas entregas siga entreteniéndonos y haciéndonos soñar con las llanuras rojizas de Barsoom.

Tres películas que hacen buen el dicho de que el cine es la Fábrica de Sueños.


Comentarios

SBP ha dicho que…
Yo tambien vi hace poco "The Artist" y me sorprendió gratamente.

*INICIO SPOILER*
La escena final de la respiración entrecortada por el esfuerzo del baile no tiene precio, realmente es una película muy previsible, pero en la que en ningún momento te aburres; y la sobreactuación para imitar a los cineastas del cine mudo es simplemente genial.
*FIN SPOILER*

"Hugo" me gustó pero me resultó un poco lenta al principio, aunque debo reconocer que a medida que avanzaba el rodaje, me interesaba más por la historia. Muy bonita y tierna.

Las otras no las he visto; sobre la de John Carter tenía mis dudas, pero quizás me anime a verla...

Un abrazo Teresa.
SBP

Entradas populares de este blog

HALLOBLOGWEEN 2017. BIENVENIDOS.

HALLOBLOGWEEN 2017: LO QUE NO SE VE

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)