ESCOGE BIEN EL TÍTULO DE TU NOVELA

Consejo para escritores: escoge bien el título de tu novela.
Obvio, ¿no?
Pues no, no resulta tan obvio cuando nos encontramos las estanterías repletas de títulos poco acertados, ya sea porque no invitan a la lectura, porque no guardan relación con la narración que contienen o porque, simplemente, son feos.
Voy a contar mi experiencia personal con los títulos, porque así es como se aprende, equivocándose y volviendo a intentarlo.
Comencé a escribir mi primera novela muy joven y muy influenciada por mis lecturas de aquella época, justo cuando acababa de descubrir la novela romántica de los 80, que me tenía fascinada. En un arrebato de puro romanticismo la titulé “Si no tengo tu amor”…
Esa novela estuvo en un cajón muchos años, muchísimos, y cuando un día decidí rescatarla y darle una segunda oportunidad, aquel título ya no me servía. La palabra “amor” en el título de una novela romántica, me parecía el colmo de lo cursi, demasiado redundante, demasiado obvio.
El problema era que no había opción B. Tenía que enviar el manuscrito y tenía que hacerlo ya, y no tenía título. Así que improvisé sobre la marcha y crucé los dedos a ver si caía en manos de un buen editor que me aconsejara un título adecuado. Por suerte para mí, cayó en manos de una estupenda editora, que nunca me dijo nada sobre el título improvisado, con el que se quedó y sigue publicándose. (¿Has leído mis novelas? ¿Quieres jugar a adivinar de cuál hablo?)
Este pequeño caos me dejó una importante lección, pensar el título, sino en el primer momento, sí en los primeros pasos de la novela. Una vez tengo claro cuál es el tema principal, quiénes son mis protagonistas, qué estilo de novela va a ser, escojo varios títulos y veo cómo encajan en la historia. Y casi siempre, los introduzco en algún momento, en un diálogo si es posible, y me llevo una alegría cuando veo ese momento reflejado en las reseñas.
Ejemplo: mi protagonista masculino es cartógrafo, diseña mapas para las vías del ferrocarril, y conoce a mi protagonista femenina, que es una joven muy inteligente, de mente inquieta, que suele perderse en su propio mundo interior, y a la que no acaba de entender por más que intenta descifrarla. Título: El mapa de tus sueños.
Comentarios sobre el título en reseñas publicadas en El Rincón Romántico:




Dicho esto, ¿de verdad quieres que tu libro destaque en el catálogo por tener un título feo? Y por feo me refiero, a joyas como “Una virgen para el millonario”.
O un título insulso: “Atte: tu amor”, y encima con una abreviatura, odio las abreviaturas cuando se salen de su uso más común, que es la correspondencia comercial,
Títulos que no dicen nada: “¿Nunca? Jamás”. Sin comentarios.
Títulos inexplicables: “Tres Aces de corazón”. Habrá que leerlo, para saber qué significa “Aces”.
Títulos que te hacen correr en dirección contraria: “Amor brutal”.
Títulos de sagas inexplicables: Saga “Su vikingo elemental”, compuesta por títulos como “Su alado vikingo” o “Su caliente vikingo”.
Títulos con brillante juego de palabras: “Trío de asex”, o sea, que va de un trío, y que tienen sexo…
Títulos que provocan desmayos: “La princesa y el cuidador de puercos”. Mejor ni preguntar.
¿Creéis que me los invento? Están todos a la venta en Amazon. Y con esto no quiero decir que los títulos feos o desacertados sean exclusivos de la autopublicación, que con sello editorial también se ven algunos bastante peregrinos.
Volviendo a lo básico, el título y la portada son lo primero que ven los lectores, a menos que te conozcan ya como autor/a y busquen por tu nombre, tienes que ofrecerles algo atractivo. Según la temática, si es romántica, algo sugerente, si es suspense, algo que les intrigue, si es fantástica, algo sorprendente…
Apunta todas las ideas que se te pasen por la cabeza, por extrañas que sean, y prueba diferentes combinaciones
Juega con los conceptos principales de tu historia: tomamos a unos personajes fuertes, él y ella, pero él sufre una grave enfermedad que supondrá una gran prueba para ambos, y también un acercamiento que no se hubiera producido en otras circunstancias, título de una gran novela “Flores en la tormenta”. ¿Quién puede resistirse a coger ese libro en una librería y hojearlo?
Ya sé que luego no es tan fácil, pero te aseguro que vale la pena cada minuto que emplees en pensar tu título.





Comentarios

El Demiurgo de Hurlingham ha dicho que…
Borges decía de Eduardo Mallea que lo mejor eran sus títulos, pero que cometía el error de acompañarlos...con libros. Toda una creativa maldad. Que considero justificada.

El mapa de tus sueños es un gran título.
Algo que me fascina de la ciencia ficción son los títulos. El Fin de la Eternidad. ¿Cómo puede la Eternidad tener fin? Es algo que invita a leer esta novela de ciencia ficción, que incluye un romance como clave del argumento.
Bovedas de acero, El sol desnudo, Los robots de Aurora, son otros titulos de Asimo, que me gustan mucho.

Me gusta eso de títulos no recomendables.
Interesante entrada

Entradas populares de este blog

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)