LA CITA: SARAH WATERS





Del decálogo de la gran autora Sarah Waters, escojo hoy la regla número 3.




Comentarios

Prefiero tratar a la escritura como una afición que me da la vida en vez de como un trabajo que me permite vivir. A cada cual le funciona una cosa.

Un abrazo.
Teresa Cameselle ha dicho que…
José Antonio, a mí no me permite vivir, pero no es solo una afición, es mi verdadera vocación y la profesión a la que ojalá me pudiera dedicar a tiempo completo.
Gracias por la visita.

Entradas populares de este blog

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)