ROMÁNTICA DE LA BUENA: Hoy Mhairi McFarlane y Kristan Higgins


Este año he hecho varios propósitos al objeto de sobrevivir a las redes sociales y no morir en el intento.
Propósito de año nuevo: no hablar de política (puedes perder buenos amigos en esos mundos oscuros)
Propósito post vacacional: no entrar en polémicas (todo el mundo opina pero nadie escucha).
Propósito para el último trimestre del año: solo hablar de las buenas lecturas (de las malas, por desgracia, se habla demasiado).
Y como los dos primeros propósitos ya los tengo en marcha, y me funcionan bastante bien, esta entrada es para comenzar con el tercero.
Vamos a hablar de literatura romántica, de buena literatura romántica, de novelas que recomendarías a tus amistades, e incluso a esa persona que reniega del género y asegura que nunca le harás probarlo.
Para quien no las conozca, quiero presentar a dos autoras que son para mí el gran descubrimiento del año: Mhairi McFarlane y Kristan Higgins, publicadas las dos en España por la editorial Libros de Seda.
Estas dos fantásticas autoras han conseguido que deje de decir que la romántica contemporánea no es lo mío. Salvo honrosas excepciones, como las historias de la gran Pamela Clare, en general las novelas actuales me suelen dejar bastante fría. Soy y siempre seré lectora de romántica histórica, porque una de las cosas que más me gustan de un buen libro es que me traslade a épocas pasadas, y me cuesta encontrar interesante una escena en la que la protagonista se va de compras a un centro comercial y tiene que decidir entre Zara y H&M.
Pero en realidad, cada vez más, lo que me importa realmente de un libro es el estilo de la autora, su pluma, su descripción de personajes y su evolución, su manejo de la trama y, oh, sí, lo que me lleva al éxtasis, es cuando todos los hilos sueltos quedan atados y bien atados. Como dice una lección básica de taller literario, si al principio de la historia alguien pone un clavo en la pared, al final tiene que haber un cuadro colgando de ese cuadro.
Pues bien, Mhairi McFarlane y Kristan Higgins, son las reinas del bricolaje literario. Ellas sí que saben sembrar de clavos las paredes y colgar un cuadro adecuado para cada habitación.



Mhairi McFarlane es escocesa, y como buena británica, maneja el chick lit como nadie. Sus novelas están llenas de sarcasmo, protagonistas que se reinventan a sí mismas, y una historia de amor secundaria, pero no por ello menos bonita.




Kristan Higgins es estadounidense, y sus personajes son muy made in USA, pero sin llegar al punto en que sientes vergüenza ajena. Sus protagonistas son hijos de familias rotas, hay divorcios, padres olvidadizos, noviazgos juveniles rotos, y segundas oportunidades; y grandes secundarios con vida propia.


He leído dos novelas de cada una en un plazo de unos tres meses (precisamente las cuatro portadas que he puesto), y pienso leerme todo lo que hay publicado, y lo que se publique. Sé que algunos lectores escogéis vuestras lecturas por las sinopsis, pero cuando encuentras autoras tan buenas, sabes que incluso una de sus novelas menores te dará varias horas de entretenimiento de calidad.
Y estas son mis dos recomendaciones de buena literatura romántica de momento, pero habrá más, mucho más, porque la buena noticia es que sí, se siguen escribiendo y publicando grandes novelas porque el género está vivo, porque somos muchos los que confiamos en él y en sus posibilidades, y porque nunca hay que menospreciar algo que te aporta tantos buenos ratos de lectura.





Comentarios

Pepa ha dicho que…
Hola!!!
Me pasa como a tí, me cuesta darle una oportunidad a una novela contemporánea. No sea que conozco a la autora o me hayan hablado muy bien de ella.
El chick lit no es lo mío, los pocos que he leído no me han hecho ni pizca de gracia, será que soy más seca que el alambre pero ya me han recomendado, al igual que a Kristan, muchas otras lectoras, así que tengo a las dos autoras en mi lista de pendientes, esperando el momento de decidirme, que espero no sea muy largo.
Un besote
Teresa Cameselle ha dicho que…
Ya me contarás si te animas. Mhairi me gusta mucho, no es un chick lit de risas constantes, que a mí me agota, pero sí que es un tipo de novela más centrado en la protagonista y su vida en general, que en la historia de amor. Y las dos escriben muy bien. que a mí es lo que más me importa, insisto. Gracias por la visita, Pepa.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

DAR LA CARA POR LA ROMÁNTICA