SESQUIPEDALISMO: Cultura o pedantería


Descubro en la sección Relatos Ortográficos del Yorokobu (una de mis secciones favoritas de mi revista favorita), que la costumbre de utilizar palabras largas y complicadas existiendo otras más sencillas y útiles, se llama sesquipedalismo.
Lo resume muy bien Mariángeles García en su artículo "Manías innecesarias":
"... nos parecen más prestigiosos, más de gente culta y cosmopolita, que la palabra que ya existía en nuestro idioma para definir la misma realidad..."

Como ejemplos, para aclarar de qué estamos hablando, nos ofrece recepcionar por recibir, clarificar por aclarar o culpabilizar por culpar.
Es curioso en literatura que, por un lado, triunfen novelas con un lenguaje llano hasta el extremo, con un vocabulario a pie de calle, y, por otro, en determinados medios se tienda a estos excesos que no se pueden etiquetar de cultos, sino claramente de pedantes.
Moverse en el término medio, en mi opinión, es lo más deseable.
A menos que quieras escribir sobre el personaje más pedante de la novela actual, y entonces el sesquipedalismo será tu gran aliado.


Comentarios

Tracy ha dicho que…
Cuestión de modas, no de literatura.

Entradas populares de este blog

¡YA ESTÁ AQUÍ, YA LLEGÓ¡ ¡HALLOBLOGWEEN 2012!

COMIENZA EL HALLOBLOGWEEN 2011

LA CITA: Arturo Pérez Reverte