Lo que estoy leyendo y lo que quiero leer...


Estoy leyendo "Coraline", novela gráfica de P. Craig Russell, adaptación de la historia original de Neil Gaiman.
Habréis oído hablar de ella por la versión cinematográfica que se estrenará en España en verano. Yo me la encontré en el Círculo de Lectores y me animé a comprarla, y la verdad es que me está encantando. Las ilustraciones son muy buenas, pero mejor aún es lo original de la historia y las frases, breves como se corresponde al género, pero realmente literarias.
Ah, por si hay algún despistado, la historia es de miedo, de mucho miedo, nada de leerla por la noche antes de irse a dormir.

Y me quiero leer:-Lo que perdimos, de Catherine O´Flynn.
-La funeraria, de Juan Luís Cano.
-Trece tristes trances, de Albert Sánchez Piñol.

He leído buenas críticas y artículos sobre estos tres libros.
El primero, según "El Cultural" de la joven (39 años) autora irlandesa, Catherine O´Flynn, que fue rechazado por más de veinte editoriales y agentes literarios, hasta ser aceptado por un pequeño sello y ganar, desde entonces, tres grandes premios y ser finalista a otros tantos sin salir de su país. Ya ha sido traducido a 25 idiomas, y es el gran éxito europeo actual.
Breve sinopsis que copio de "El Cultural":
"La historia de Kate, una huérfana de 10 años que en 1984 ha creado su propia oficina de detectives y que investiga incansablemente en el centro comercial Green Oaks, donde desaparece misteriosamente, hasta que veinte años después, en 2003, un guardia de seguridad, Kurt, cree reconocerla viendo unas imágenes de una cámara de seguridad. "

El segundo, La Funeraria, de la "mitad" de Gomaespuma, Juan Luís Cano, me apetece para cambiar radicalmente de registro. A pesar del título, es un libro de humor, y está curiosamente basado en viviencias reales del autor, pues sus padres eran los dueños de la funeraria de Carabanchel.
El libro se presenta así:
"Que el negocio de su familia fuese la funeraria de Carabanchel durante muchos años le ha ofrecido a Juan Luis Cano la coartada perfecta para embarcarse en una historia castiza e irónica, ambientada en los ya míticos años sesenta, que gira en torno a ese oficio. A pesar del título, que para algunos podría insinuar algún vínculo con lo siniestro, el autor garantiza que La funeraria es una novela en la que el humor es una constante de la primera a la última página. A través de unos personajes singulares y de sus definitivamente insólitas peripecias, el lector tiene la diversión asegurada. ¡Hale, a disfrutar!"


Y el tercero, de Sánchez Piñol, al que ya cité hace poco en el blog, porque son trece relatos breves y fantásticos, algo que me encanta (que sean relatos y que sean fantásticos).
Su editorial, Alfaguara, lo presenta así:
"Trece tristes trances es un volumen de cuentos poblado de personajes extraños que se enfrentan a la muerte, la locura, el abandono, la incomprensión y la soledad. Seres tan disímiles y fantásticos como cualquiera de nosotros. Trece breves fábulas modernas que conjugan un estilo cercano a la parodia pero que se parecen tanto a la realidad que no dejarán indiferente a ningún lector."


Si alguien ha leído alguno de estos tres, se agradecen comentarios y opiniones.

Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
Pues no los he leído. Coraline siendo de terror, ya no me atrae.

Yo estoy con La elegancia del erizo (a ver si lo consigo terminar) y después tengo Irse de Casa de Carmen Martín Gaite, y El Jinete Polaco de Muñoz Molina pendientes.

Besos
Susana ha dicho que…
Yo he terminado hoy mismo "Los hombres que no amaban a las mujeres", de Stieng Larsson. Habréis oído hablar de este autor, porque murió sin poder ver publicada su trilogía, de la que éste es el primer libro. Al parecer ha tenido mucho éxito, pero en mi opinión no pasa de ser "entretenido".

Ahora voy a empezar El Fuego, de Katherine Neville, la autora de El Ocho. A ver qué tal. ¿Lo habéis leído"

Un abrazo
Teresa Cameselle ha dicho que…
Cati, si no te apetece terminar el erizo, déjalo, de libros -buenos libros- están las bibliotecas llenas. Yo últimamente dejo muchos a medias.

Susana, a mí también me parece que está sobrevalorado el libro de Stieg Larsson. Su estilo narrativo es lento al principio, aburrido por lo exhaustivo, y cuando llega la verdadera acción, lo liquida todo muy rápido. Pero el libro tiene algo grande: el personaje de Lisbeth Salander, sólo por ella vale mucho la pena.
Paco ha dicho que…
No he leido ninguno, pero tengo varios por empezar y otros ya en marcha.

"La sirena viuda" de Benedetti. Un libro de cuentos es el que últimamente hojeo.

Tu me parece que lees mucho más que yo...

Un abrazo librero
Geraldine ha dicho que…
ah...te encanta leer como a mi...amo la literatura de terror, es mi preferida aunque ahora ando devorando otros temas...beso!
Luz ha dicho que…
Coincidimos en Coraline, soy adicta a Gaiman. La tengo entremetida por asuntos profesionales. pero me encanta.
;)

Entradas populares de este blog

HALLOBLOGWEEN 2017. BIENVENIDOS.

HALLOBLOGWEEN 2017: LO QUE NO SE VE

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)