Relato del viernes:Ni un paso en falso.



Dos cositas antes de pasar al relato: hoy voz mezclar cine, tv y literatura, nada nuevo por cierto, suelen estar mezclados.
Primero, no os perdáis Doctor Mateo los domingos en Antena3, es una serie que de verdad vale la pena. No es que hayan descubierto la pólvora, pero los guiones son cuidados (milagro¡¡), los actores están bien e incluso muy bien, y los exteriores asturianos son bellísimos. Tuve la suerte de pasar unos días precisamente en Lastres, donde se rueda, hace unos tres años, y puedo confirmar que es tan bonito como se ve por televisión.
Segundo (si es que esto de estar enferma da para mucha tele), la otra serie de la temporada es Aguila Roja. Empecemos por los defectos, que esta sí los tiene. Los diálogos chirrían, el vocabulario es siglo XXI y casa muy malamente con el cuidado vestuario y ambientación del Siglo de Oro. Por lo demás, los actores están muy bien, desde los protagonistas, tanto el bueno como el malo (mi paisano Francis Lorenzo), hasta los secundarios, especialmente Satur (ferrolano tenía que ser). El guión mantiene la intriga y cada capítulo tiene su parte en la trama general, bien llevada, y pequeñas subtramas que se resuelven para satisfacción del espectador.
Y el último apunte del día. Hoy se estrena Watchmen, muy recomendable. Espero acertar con ella como con la bella Slumdog Millonaire (8 de 10 oscars, no estuvo nada mal).
Y ahora el relato.


NI UN PASO EN FALSO


Lo confieso, no me gusta el circo. Me resulta deprimente, no sé si son sus animales desnutridos, los payasos de mueca triste, las contorsionistas con los trajes remendados o, simplemente, el conjunto de todo ello.
Cuando era niño iba con mis padres, ahora con algún amigo o solo. No importa, al fin solo voy a pasar el rato y a verla a ella. La más hermosa, ágil y segura, deslizándose a varios metros del suelo sobre un fino hilo de araña, dos pasos adelante, dos atrás. Parece que duda, el corazón en un puño, el público contiene el aliento, pero al fin termina su ejercicio y nos saluda desde lo alto, con la elegancia de una princesa, sin faltar un punto desdeñoso en su sonrisa, como preguntando ¿de verdad creíais que iba a fallar?
Hoy es la noche, he esperado años antes de decidirme, he trabajado miles de horas extras en un trabajo aburrido que nunca me ha gustado, para tener algo que ofrecerle. Estabilidad, un casa sin ruedas, con un pequeño huerto donde plantar flores, el lugar ideal para criar a nuestros hijos...
Esto es lo que voy a proponerle, esta noche, sin falta. Dejo mi asiento con paso decidido, la veo al fondo, acaba de bajar la escalera, alguien se le acerca. Me escondo tras una escalera móvil y escucho lo que le dice, reconozco esa voz, un amigo que solía acompañarme a la función, esta noche no hemos venido juntos. No puedo creerlo, está diciéndole todo lo que yo había preparado, le está ofreciendo lo que yo iba a ofrecerle, se está declarando. Doy un paso adelante, asustado, pero veo que ella sonríe con frialdad, le pone una mano en el hombro y le dice unas pocas palabras en voz muy baja, luego se aleja de él que refleja en su rostro la desolación.
Es mi turno, pero ahora se le acerca un trapecista, ambos ríen juntos. Cinco en un mes le dice ¿Qué se habrán creído estos pueblerinos? ¿Piensan que voy a cambiar la vida del circo por una casa con huerta y una colección de mocosos malcriados? Ríe con crueldad, y nunca me ha parecido tan hermosa. Sí, es mi turno, camino con decisión.
–¿Qué quieres? –pregunta el trapecista adelantándose, desconfiado.
–Me preguntaba si tendrían un trabajo para mí, me gustaría unirme a su troupe.
No, nunca me ha gustado el circo.

Comentarios

Bueno, ante todo me alegro de que estés aquí, pues eso quiere decir que estás más o menos bien de la convalecencia.

Ahora, al relato, ¿Tanto amor de por medio? Me ha sorprendido eso, yo lo nunca lo hubiera hecho, jaja, pero quién sabe si ella merecía la pena.
Lo de los dos amigos ha estado muy chulo, jaja. El tiempo pone distancia entre la gente pero sus metas siguen siendo las mismas.

En fin, que me alegro sobre todo de que estés aquí,
Un saludo
Ardilla Roja ha dicho que…
Si es que somos una románticas irredentas. Precioso relato.

Me alegro mucho ver que tienes ánimo para escribir, Teresa.

Un abrazo muy fuerte
Mercedes ha dicho que…
Hola, Teresa, muy bueno tu relato. Me gusta mucho como escribes porque me tienes en ascuas hasta el final. Una historia muy original. Enhorabuena. Y sobre todo, me alegro de que escribas porque es señal de que estás bien.
Un beso, guapa.
Carmen Andújar ha dicho que…
Hola Teresa, veo que te vas recuperando poco a poco y tienes ganas de escribir. De las series que hablas, la verdad es que el doctor Mateo la veo poco, porque aquí justo ese día dan una serie que la seguimos hace tiempo, que es "Vent del Pla", pero es verdad que lo poco que la he visto parece que está bien; en cambio "Águila Roja" si la sigo, y me gusta, porque como dices tú los actores están muy bien.
De tu relato lo que más me ha llamado la atención es el final, inesperado total. A veces pensamos que nosotros seremos capaces de cambiar a las personas que ya tienen su vida hecha; pero en verdad, eso es lo que nosotros querriamos y la realidad muchas veces nos resulta decepcionante.
Paco ha dicho que…
Bueno Teresa, me complace ver que vuelves a la carga con tu relato del viernes. Me alegro por ello.

Menuda historia, aunque el hombre lo tenía claro:

"Si mahoma no va a la montaña..."

Que pases un buen fin de semana
Un abrazo de trapecista
XoseAntón ha dicho que…
Un placer volver a tenerte entre nosotros, paisana. Me alegra ver que no ha disminuído tu inspiración y fuerza, eso es señal de que todo va bien.

¿Qué no se hará por amor?, hasta de payaso uno se viste si es preciso.

Bikiños
Manuel de Mágina ha dicho que…
Magnífico, Teresa.

Besos
Felisa Moreno ha dicho que…
Un estupendo relato Teresa, haría un buen papel en cualquier certamen. Me alegro de que estes mejor.
Besos
El Desván de la Memoria ha dicho que…
Hola, Teresa:
Para mí es una triple alegría. La primera es que significa que te encuentras mejor, la segunda por el relato en sí, y la tercera por esas reseñas sobre las series y películas que me han parecido. También el comentario de Carmen me ha recordado la buenas series de producción propia que hacen en Cataluña, ya desde muchos años atrás; series que no llegan al resto de comunidades, no sé por qué, dado que se emiten tantas traducidas americanas y de otros países.
Un abrazo,
Ramón
Nancy ha dicho que…
Me alegra leerte pues, como bien dicen los demás, es síntoma de que estás recuperándote. El relato, increíble. Qué manera de rematar un relato que nos traía sacando conjeturas... y vaya, ninguna acertada. Eres muy buena escritora.
Apapachos
Anónimo ha dicho que…
Me identifico con el prota. A mi tampoco me gusta el circo, pero sí algunas trapecistas :-)
Buen relatillo, y buen final.
Me alegro de que mejores Teresa.

Fernando
Teresa Cameselle ha dicho que…
Juanma, ya sabes nunca digas nunca jamás, jaja, qué poco romántico eres.
Este es un relato de esos que tengo guardados por los cajones, a mí me gusta bastante, pero no sé por qué tenía la impresión de que no sería bien recibido, por lo que me alegro de que os haya gustado y gracias por vuestros buenos deseos.
Besos a repartir.
Ardilla Roja ha dicho que…
Teresa, que te he visto por mi blog. No sabes lo contenta que me pongo al verte.

Oye, que recojas esto que tienes AQUI que está criando telarañas jajaja

Un beso

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN