Sábados literarios de Mercedes. Cinco razones para callar.




Hoy nos ha propuesto Dorotea que nos callemos, para variar, o que busquemos motivos para hacerlo, y para que lo hagan los demás.

Así a bote pronto, se me ocurren las siguientes:

Razones para callar:

-Para escuchar la lluvia en los cristales.

-Si no tienes nada bonito que decir.

-Para no hacer daño a quien quieres.

-Para observar el sueño de un niño.

-Si molestas a los que están a tu alrededor.

Este último lo quiero explicar, porque me viene al pelo el tema.
Ayer tuve la suerte de disfrutar en el Coliseo de La Coruña de un bello espectáculo titulado "Eloize Rain. Como lluvia en tus ojos". Podéis ver parte de su magia en el vídeo que copio y pego de Youtube.
Pues bien, teníamos un sitio estupendo, centrado y tan cerca del escenario que les veíamos la cara a los artistas, y nos disponíamos a pasar un par de horas en aquel mundo irreal y maravilloso que poco a poco se iba desplegando ante nuestros ojos, cuando una enfervorecida espectadora, sentada para mi desgracia exactamente detrás de mí, ante una acrobacia algo arriesgada, lanzó una exclamación que se escuchó en todo el patio de butacas "¡Joder! Qué tío". 
Eso sólo fue el comienzo. A partir de ahí, la señora se dedicó a corear todos y cada uno de los números, gritos, carcajadas, todo tipo de exclamaciones e imprecaciones. Ajena por completo al silencio a su alrededor, a las miradas de reojo, a los niños que la acompañaban, suyos supongo. Ella disfrutaba más que nadie, o eso parecía, del espectáculo, y quería que todos se enteraran. Juraría que la debían de oír incluso desde el escenario.
Llegó un pequeño descanso y, después de planteárnoslo unos minutos, decidimos que para disfrutar de lo que nos quedaba sin tener que matar a la dichosa vecina de atrás, mejor nos cambiábamos a unas sillas vacías, no tan centradas ni tan buenas como las que teníamos, pero en las que sí, por fin, pudimos concentrarnos en la belleza de los números que se ofrecían, sin el desasosiego que nos producían las imprecaciones de la mencionada sujeta.
Inconvenientes aparte, recomiendo este hermoso espectáculo a todos los que tengan la suerte de que se represente en su ciudad. La troupe canadiense sabe cantar, y bailar, y jugar, bajo la lluvia. 
Como decía incansablemente la inefable espectadora "¡Qué bonito!".



Comentarios

XoseAntón ha dicho que…
Muy buenas razones, paisana, incluso para cambiar de butaca. :)

Por lo que cuentas ayer no anduvimos lejos, es una pena, de haberlo sabido, te hubiera invitado a cenar con nosotros. Cenamos muy cerca de ahí.

Bikiños
tag ha dicho que…
Pues mira que fastidia cuando estas viendo un espectaculo, el que sea, teatro, cine, musica y te toca al lado o detras alguien así.

Es para volverse y decirle, "Oiga, por favor,¿por que no se calla? y disfrutamos todos en silencio"

Creo que es mejor que tener que renunciar a tu buena localidad.
En fin, cada uno tiene su manera de reaccionar en estas situaciones, pero creo que callandote tu en vez hacerle ver que es ella la que se debe callar, no le haces ningun favor y tu tambien te perjudicas.

Un beso
Carmen Andújar ha dicho que…
Estupendas razones para callar. Siempre hay gente pesada que se quiere hacer notar a costa de lo que sea. Hay que hacerse una coraza y no hacer caso.
Un beso
CASANDRA ha dicho que…
totalmente de acuerdo con tus razones, así que mejor me callo y me llevo tus acertadas reflexiones. un abrazo.
Dorotea ha dicho que…
Teresa, cuánto lo siento. Ayer estuve recogiendo los caballitos y recontando herraduras, recibiendo mensajes crípticos de cocheros desertores, y a eso de las 8 de la noche cerré la cuadra, o sea, el quiosco, y me fue a sacar fotos a su majestad, la luna llena. Otra razón para callar: si te encuentras cara a cara con la luna llena.
Un beso.
Carmina ha dicho que…
Si es que se ha perdido la urbanidad, hay quien no tiene en cuenta a la gente que tiene alrededor... eso me ha recordado cuando la ultima vez que fui al cine la vecina de la butaca de detras se paso toda la pelicula dandole a la lengua... vamos que practicamente coreaba la pelicula, tuve que volver ese dia porque no me entere de nada. Buenas razones para callar me ha enternecido la contemplacion de un niño cuando duerme, eso es algo que todos hacemos en silencio
fonsilleda ha dicho que…
No digo nada, porque suscribo la frase de XoseAnton.
Por lo que veo, el debió de tener mejor suerte.
Bicos.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Xosé Antón, yo fui el sábado, no ayer. Pero tomo nota de la invitación, para la próxima. :)

Tag, me temo que preferimos una huida a tiempo que un enfrentamiento que nos hubiera aguado por completo el espectáculo. Y es que la señora no parecía de las que atienden a razones.

Gracias a todos por la visita. Este fin de semana no he parado, el sábado circo, el domingo comunión, pero ahora intentaré leer vuestras aportaciones.

Besos.
Fernando ha dicho que…
Seguro que tu vecina de atrás era gaditana, por eso del ¡Qué bonito!. Sólo le faltó añadir: "...que bonita mi ciudad // que rebosa de alegría // cuando llega el Carnaval...¡qué bonito, qué bonito....etc

El número del agua parece muy logrado. Y el resto, salvando números ya muy conocidos, promete, promete. Si se acerca por Cádiz iremos a verlo.

(Mago echará en falta su número preferido ...jejejeje)
Fernando ha dicho que…
Una que yo me sé dijo: "...Este fin de semana no he parado". Es lo menos, ¿no? Serás quejica.

(Primera comunión con percebada y todo, acompañada con Alvariño, si ej queeee...

((Por si acaso, aclaro, que Alvariño no viene siendo el hijo pequeño de su primo Alvaro))
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Alvariño sí, no faltó, pero en vez de percebes, almejas de la ría a la marinera, y ya sabes que no hay otras mejores en el mundo mundial.
Y lubina cubierta de muselina sobre cama de grelos...
Y ternera asada con guarnición...
Y helado de turrón con bizcocho de chocolate y vainilla...
¿Queréis saber más?
http://turismogalicia.blogspot.com/2008/07/restaurante-gabeira-ferrol.html
carmina ha dicho que…
jajaj Teresa a raiz de tu comentario en mi blog, te digo que no no soy tan mayor, solo tengo 37 añitos y no escondo mi edad, y la verdad es que he aprendido a callar muchisimo pero todavia me falta aprender a mantener el equilibrio entre los silencios y las palabras, pero la vida suele enseñar y yo me considero alumna aventajada, me has arrancado una sonrisa
Carmina ha dicho que…
se me olvidaba wapa que yo tampoco cambio lo que se por menos años en el calendario... estoy muy bien como estoy
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Pues mira, eres más joven que yo, jaja, ya me parecía.
Un beso.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
En marcha pillas el Bus, Teresiña.

Pos estoy contigo, esa razón del final la pongo también, veladamente en mi relato, je, je, porque en tiempos de Roma los había que echaban gritos desaforados en el Circo y no se escuchaba el rugir de los leones, otros conducían las cuadrigas a toda pastilla a las tantas, o jaleaban al actor de moda en el teatro, en el odeón, y no nos llegaban los versos, las sátiras, los arpegios. NO HAY DERECHO !a callar! Bikiño.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
P.D: Ayyyy, Teresiña, que babeo con las almejitas, no pongas estos manjares galleguiños que a estas horas estoy en el curro y en ayunas, ayyyy, bendita lubina...ponme fresquiño el Alvariño, o el Ribera Sacra, el Ribeiro. Me apunto la dirección del restaurant, voooy pallá en julio. Nyam, nyam!!! (en catalán)
Fernando ha dicho que…
Vaya zampada de comer, no te digo yo :-) Ese postre suena bien, ¿no te gusta el helado con chocolate caliente?

Carmina, o carmina, con mayúscula o minúscula, eres una cría :-)
Carmina ha dicho que…
Fernando una cria?, me has alegrado el dia chiquillo, hacia tanto que no me llamaban cria.... ale que muchas gracias campeon
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Natàlia, pero tráete la Visa, jaja, que yo ayer me puse las botas, pero porque iba invitada, que sino...

Carmina, cuidado con Fernando, que es único haciendo requiebros. Creo que escribió él aquello de "¿No es verdad ángel de amor..."
gustavo ha dicho que…
pues y0 x0se, cene en mi casa, despues de salir de ser v0cal de las eleci0nes...y n0 pude acudir a un espectacul0 c0m0 el que viste teresa...si es que n0 hay derech0¡¡¡¡
gracias, teresa.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Gustavo, a mí me tocó ser presidente de mesa en las generales de hace cinco años, y suplente en las dos últimas elecciones, de esta me libré, que ya iba siendo hora.
De nada.
:)
Mari Carmen ha dicho que…
Razones estupendas, las tuyas, claro que sí. Y triste encontrarte personas así, que no se dan cuenta de que molestan a los demás. Lo que me da rabia es que seamos nosotros los que tengamos que irnos (yo lo he tenido que hacer en muchas ocasiones) y no ellos. Es terrible, en un teatro, en un cine, encontrar personas de este tipo que no dejan de hacer comentarios y de fastidiar a los vecinos.

Un abrazo y gracias por tu visita :)
Fernando ha dicho que…
Carmina, ni caso a Teresa, soy parco en palabras.

Así que ángel de amor, ¿no? Tú con tal de que haya algo de romanticón de por medio, te apuntas a un apaleamiento público. Ya te daré yo a tí.

Lo que yo escribí en realidad fue: "Amor, amor, a morcilla hueles", O ese otro, "Te amo, te amo, ¿te ha mordido un perro?". Ya ves que ocurrente e ingenioso estoy hoy.
Carmina ha dicho que…
jajajajaj pues si que estas ocurrente si Fernando, me sueltas a mi un poema de ese estilo y seguro que no se verle la vena romanticona, pero me parto de la risa, asi que amor amor que hueles a morcilla?.... ya imaginaba yo que el Juan Tenorio no era muy de tu estilo, es mas del de Teresiña que ve a cupido por todas partes
Mad el Mago ha dicho que…
Fernando no desvaries...tomate la medicación.
Teresiña, el silencio es un arte, no todo el mundo sabe usarlo. Algo parecido nos ocurrió con un gachó cuando fuimos a ver el espectáculo de Miki Maka, y resulta que era un payaso, de afición, aunque demostró también serlo como espectador...pa colmo de esos payasos con cara triste que no los aguanto....
Silencio por Diós Silencio que no oigo el silencio.
Adivinanza: "que es aquello que cuando lo nombro desaparece".

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

DAR LA CARA POR LA ROMÁNTICA