Taller en Vigo




Paseando por la Playa de Samil, tras la primera sesión del taller, según mi cámara eran las 21,35 horas, y aún apetecía bañarse.

Jesús muy bien rodeado siempre.

Esperando la cena, las 22,18, y el sol apenas comenzaba a ponerse allí detrás, en el pinar que no nos deja ver la playa.

Clara removiendo la queimada con mucho estilo, bajo las atentas miradas de Jesús y Celia.





Despedida en la que no se dijo adiós, sino hasta la próxima, y que sea pronto.



Comentarios

Carmen Andújar ha dicho que…
Teresa , Me das una envidia sana que para que decirte. Supongo que habrán sido días inolvidables con todos los compañeros. Como siempre he estado con vosotros virtualmente.
Un beso
XoseAntón ha dicho que…
Un hermoso recuerdo, sin duda.

Bikiños
Assumpta ha dicho que…
¡¡Qué bien vivimooooooos!! :-)))
Teresa Cameselle. ha dicho que…
¡¡¡Pues siiiiii!!

A ver cuando te acercas, que yo ya he cruzado la península para verte.
;)

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN