Relato: SENTENCIADO




SENTENCIADO
©Teresa Cameselle


Nunca fue a recoger la sentencia de divorcio. No necesitaba un documento que le confirmara que ella no volvería. Se lo decía cada mañana el zumo que sobraba en el exprimidor, la cafetera que no sabía más que hacer café para dos.
Al menos no tenéis hijos, decían los allegados bienintencionados. Es mucho peor cuando hay niños por medio. Como si el matrimonio fuera un tumor que te extirpan, suerte si no hay metástasis. Sí, gracias por tus palabras, ojalá te hubieras ahogado con ellas antes de que salieran de tu boca. ¿Y si yo prefería vivir con aquel cáncer en mi interior? ¿Y si me duele más el vacío que me deja que el daño que me causaba con su ponzoñosa presencia?
Después llega la segunda fase, la quimioterapia. Tratan de convencerte de que no es para tanto, de que qué suerte, tú, soltero otra vez, sin compromisos ni obligaciones, olvidando el pasado, ignorando el futuro. Eres de nuevo un adolescente sin más metas que divertirte y olvidar. En orden inverso, claro. Primero olvidar, sino cómo vas a divertirte. Olvidar tres, cinco, siete años de tu vida; los buenos, dulces momentos, las risas, los sueños. Sólo se permite recordar lo malo. Aquellas tres "d" que antes vivían contigo: desazón, desconcierto, desconfianza. Mejor estás ahora. Qué suerte, tú. Lo repiten hasta que acabas creyéndotelo. O creyendo que te lo crees.


Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
Los amigos y su buena fe; pero quien está solo es él.

Buen micro, Teresa.

Un beso
Javier Marzo ha dicho que…
Al fín y al cabo, la única persona que sabe qué siente, es lo que sufre. El resto dan por hecho circunstacias que no lo son.

Me ha gustado esta forma de ver una separación.
Yolanda Quiralte ha dicho que…
Vaya. ¡Cuánta razón tienen estas palabras! ¡Qué fácil dar consejos cuando no se sabe lo que se siente!
Me ha gustado Teresa. Enhorabuena. Besos
Mimí ha dicho que…
Yo siempre lo he pensado cuando a la gente le dicen lo de los hijos, como si fuera el único vínculo.

Muy bueno, un saludiño.
Maribel ha dicho que…
Estupendo relato, me ha gustado mucho la forma de enfocar el tema.
Felicidades.
Un saludo.
Susurros de Tinta ha dicho que…
Me quedo con eso del vacío que deja incluso el dolor, perfecto, mejor engañarse, no?, miles de besosssssssssss.
Resultado Elecciones 2011 ha dicho que…
Etiendo lo que ratas de decir, es que definitivamente la gente no comprende las cosas cuando nos las vive realmente, lo digo por experiencia, no soy casada nunca me he casado, pero soy hija y entiendo las fracturas que se pueden presentar en un matrimonio, las entiendo desde mis perspectivas como hija y se nota el vació que deja el alejarte de una persona con la cual estabas dispuesto a construir un futuro, ha vivir para siempre, es triste ver que las palabras se queden solo en eso en palabras.

Entradas populares de este blog

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)