El relato del viernes

En 2006 tuve la oportunidad de publicar un relato con la editorial Punto Reklamo, en un libro conjunto con varios autores, titulado "El viaje". Las únicas condiciones eran presentar un microrrelato, ahora no recuerdo la extensión, pero de menos de un folio, y que tuviera que ver con un transporte público. El resultado fue del gusto de la editorial y tuve el placer de ver mi nombre, por segunda vez, en un libro.
Este es el relato:

BILLETE DE IDA
Debería bajar. El estaría aún en el andén, odiando al autobús que pretendía separarlos, alejándola de allí, donde su amor no pudiera dañarla.
Adentro, ella aprieta contra su pecho y convierte en coraza la bolsa de mano barata, en la que no lleva sus recuerdos, ni regalos de boda, ni fotos, ni siquiera su anillo.
Amanece un día triste, desencantado, la luz brumosa apenas ilumina la estación mientras el conductor se prepara para el viaje. Afuera un hombre grita y ella se tapa los oídos. No más súplicas, ni ruegos, ni amenazas. Cinco años de su vida para desandar, se lo ha prometido a sí misma, los eliminará poco a poco como se borra la tiza de un encerado.
El ruido del motor la sobresalta al tiempo que amortigua los gritos del exterior. Se le han acabado los juramentos y las promesas, ahora empieza con los insultos. Los últimos pasajeros suben al autobús extrañados, preguntándose la causa de aquel escándalo.
¿Debería bajar?

Comentarios

Mercedes ha dicho que…
Lo recuerdo, Teresa. Todavía no te conocía pero me agradó ver los relatos de la gente del taller en el libro. Yo misma estuve en Córdoba cuando hicieron la presentación y me encargué de pasarles las direcciones para que os enviaran los libros. Fue muy bonito compartir libro con los compis. Me has dado una idea. Buscaré mi relato y lo publico.
El libro está en la biblioteca del Desván.
Todos los relatos de la gente del taller me parecieron de lujo.
Felicidades.
Assumpta ha dicho que…
Magnífico relato, Teresa!!

Qué real la duda entre lo que tiene ya "bien decidido" y lo que al final se podría intuir...

Por si sirve de algo: "No, no bajes"
Neurotransmisores ha dicho que…
Unas despedidas son más accidentadas que otras...

Saludos.
Anónimo ha dicho que…
En 162 palabras has conseguido el propósito. Muy acertada y feliz la solución para el final, con ese <¿Debería bajarme?>

Firmado: Yasabesquiensoy
Teresa Cameselle ha dicho que…
Mercedes, después de leer tu mensaje fui corriendo a buscar el libro y releer el tuyo. Yo ya no me acordaba (ay, memoria de pez), pero me ha encantado.
Assumpta, yo estoy convencida de que no bajó, pero ya sabes, los personajes tienen libre albedrío.
Hola neurotransmisores, creo que no nos conocemos, pero encantada de verte por aquí, y espero que repitas.
Fernando, ya sabes que el relato del viernes es principalmente para ti (para que no me riñas).
Besos para todos.
Nieves Hidalgo ha dicho que…
Estupendo relato, Teresa.
Yo, por lo general, voy a lo mío, y si no llega a ser por aquel chat, seguramente me hubiera perdido leer.

Un beso
Nieves Hidalgo ha dicho que…
Además de ir a lo mío, verás que voy como una moto. Leerte, quería decir leerte, no leer. Ay, que las prisas no son buenas.

Otro beso.
Teresa Cameselle ha dicho que…
Me alegro de que te gustara, Nieves.
Yo también suelo meter la pata por escribir deprisa, jaja.
Un beso.
Felisa Moreno ha dicho que…
Este es un relato de esos que cuentan mucho más de lo que se expresa en palabras.

Enhorabuena.
Celia Álvarez Fresno ha dicho que…
No. Creo que no debe bajarse. Tal vez en la próxima estación encuentre un lugar apacible, en conde acaricie la brisa. Y no existan cristales rotos, ni montañas rocosas en los despertares, ni ríos de lava escupidos por un encolerizado volcán.
Muy buen relato.
celia
Paco ha dicho que…
Hola Teresa,
A buen entendedor, pocas palabras bastan.
Una mujer que no quiso seguir inmovilizada y decidió subir a ese autobús, que de seguro la llevaría a una vida mejor.

Saludos desde Barcelona
Teresa Cameselle ha dicho que…
Hola Celia, hola Paco, gracias por vuestros comentarios y vuestra presencia.
McDolmar ha dicho que…
Me ha gustado, con poquísimas palabras has conseguido plasmar la vida/infierno de los 5 últimos años de una mujer, eso es tener tablas...

:-*
DOLORS

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN