Sábados Literarios. Cuento de Navidad.



Como las musas navideñas no me han querido visitar (me han visitado otras, pero esa es otra historia que será contada en su día), con todo descaro recupero un relato que ya colgué hace tiempo en el blog, esperando que para algunos sea nuevo y el resto lo disculpe y se dejé llevar de nuevo por la ilusión que los niños aún atesoran en estas fiestas.


ANGELES
©Teresa Cameselle


–Hombre, ese ángel es de los de Machín.
La niña mira al padre sin entender el chiste, pero sus ojitos vuelven apresurados a la carroza llena de luces y purpurina que intenta imitar al cielo, desde la que unos angelitos menudos tiran caramelos a la gente que tiembla de frío, arremolinada en las aceras.
–Ya sabes, la globalización que llega hasta a las cabalgatas.
La niña no presta atención a la contestación del tío. Quedó prendada del ángel morenito. Desde la carroza, él le guiña un ojo, le lanza un montón de caramelos y sonríe, mostrando su blanquísima dentadura.
Ya en la casa la niña no puede dormir, está nerviosa. Pregunta mil veces por la bicicleta soñada, el padre sacude la cabeza. Para qué quieres una bicicleta si no sabes andar en ella, eres muy pequeña. El angelito me dijo que me traerían todo lo que pidiera. Pero cómo te iba a decir nada el ángel, niña, si estaba allí arriba, en la carroza. Que sí, papá, que me lo dijo con sus ojitos. El padre ríe. La niña al fin duerme y todos en la casa descansan.
Por la mañana los padres despiertan alarmados por los gritos de la pequeña. En la sala les espera un milagro, pintado de blanco y rosa, con un cestito colgando del manillar lleno de ramas de acebo. No dan crédito a lo que ven. El padre sólo acierta a farfullar una blasfemia. Coño con la globalización.

Comentarios

Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Pintor de santos e iglesias...píntame a un angelito negro, es de los que hace milagros, de los ciertos. Lo que hace la inocencia de una niña no lo hace nada. Bello retazo de ilusión, bsito y bico quintíl y mío.
Ardilla Roja ha dicho que…
Para mi si es nuevo, Teresa. Me ha encantado. Bueno, me gusta todo lo que escribes, así que para qué te digo nada.

Un beso
ROSA G.C. ha dicho que…
Me ha gustado mucho, la ilusión de los niños mueve montañas...
Besos
Rosa.-
CAS ha dicho que…
Para mi también es nuevo y también me ha gustado. La ilusión.... es tan necesaria!! lástima los grandes que la van perdiendo: gran error!!
un abrazo.
May ha dicho que…
Me ha encantado. Un beso y feliz Navidad.
Isabel ha dicho que…
Precioso, Teresa. ¡Qué pena que los
niños se hagan mayores y que los
mayores no podamos volver a ser
niños!. No hay nada que se pueda
comparar con la bendita inocencia de
los niños.
Un abrazo. Isabel
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Gracias, chicas. La Navidad tiene que seguir siendo ilusión, y la forma de saborearla es rescatando al niño que llevamos dentro. Vale la pena intentarlo (Cati, tú también).
Besos a repartir.
izara ha dicho que…
Tradicional y globalizado a la vez.
Muy bueno Teresa.
Un saludo.
MAR SOLANA ha dicho que…
¡Jajjajajaaaja, dosis de humor, mucha ternura e ilusiones infantiles muy buen narradas!

Un placer leerte, Teresa ;=)
Tèsalo ha dicho que…
- Nena, un dìa tù viniste, asi de pronto, alguien te trajo. ¿A quìen te crees que yo hubiese debido dar las gracias?
- Pues, no lo sè.
- A esa estrellita muy brillante de allì arriba, a la que yo he mirado mucho.
Por eso tù te llamas.. ¿mi niña, ella, a ver, dime, còmo se ha llamado?
- ¡Yo me llamo.. Luz Marìa!
LA BIGOTA ha dicho que…
Bueno, bueno, bueno. Soy nueva en esto pero estoy comprobando que los comentarios son todos elegios mutuos"un pasteleo" vamos. Luego la falta de consideración hacia Mercedes que se toma el tiempo de orginizar esto de los cuentos de Navidad y hay quien cuelga uno que no es de navidad y además no es nuevo. Lo que faltaba es que, precisamente, tú fueses amiga personal de esa Mercedes. El trabajo de las brujas es "malmeter" y protestar, de lo contrario ni es bruja ni es "na"
A los ángeles vamos a dejarlos en Paz y cuando los nombremos no mezclemos palabrotas. Son sagrados para las brujas ¿Un contrasentido? Como lo vas a entender si tú no eres bruja.
Adivino que eres una excelente persona. Feliz Navidad.
La bruja Bigota.
maria jose moreno ha dicho que…
No lo habia leido, asi que para mi es nuevo. Me ha gustado mucho y comparto su espriritu. Tengo que confesar y confieso, que a mi me gusta la navidad.
Un beso de navidad
Me encantaria saber que opinas de mi relato, valoro mucho tu cometario
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Gracias, Mar y María José. Estoy intentando leer todos los relatos, pero voy poco a poco para no saturarme, porque entonces ya no los valoro como se merecen.
Tésalo, muy bonito lo tuyo. Mi niña no tenía nombre, pero me apunto lo de Luz María.

La Bigota, como eres sincera, yo también. Tienes un nick feo, feo, y has colgado un relato excesivamente largo para un sábado literario, por eso lo he mirado pero no lo he leído. Los largos los dejo para el final. Pero piensa que si todos hiciésemos como tú, el sábado literario nos llevaría un mes en lecturas.
Y sí, tengo la suerte y el honor de conocer personalmente a Mercedes y considerarla una amiga.
No sé si soy una excelente persona, pero intento hacerlo lo mejor posible. Feliz Navidad para ti también.
Besos a repartir.
Mimí ha dicho que…
¡Qué bueno!
Creo que este año iré a la cabalgata por si las moscas ...
Un espachurre y póngase un angelico negro
Fernando ha dicho que…
Pues LA BIGOTA tiene parte de razón, porque no es este un rincón donde se suelan hacer críticas negativas, o como queramos llamarlas. Pero en absoluto es un pasteleo. Es más bien un rinconcillo agradable a la sombra de un olivo y un castaño en donde circula libre el buen tono.

Y sí BIGOTA, Teresa es una persona excelente y también una magnífica escritora, así que se puede permitir el lujo de escribir el cuento que le venga en gana y cómo le parezca. Sus razones tendrá para presentar ese relato. Yo no lo conocía, y tengo una buena colección guardada en la carpeta Cameselle.

Teresa, no recuerdo este relato. Hoy no voy a opinar.
XoseAntón ha dicho que…
Dos maneras de entender la navidad, dos miradas, genialmente mostradas, de sentir. Y la ilusión de la infancia que lo puede todo.

Muy bien, paisana.

Bikiños
gustavo ha dicho que…
c0ñ0 c0n la m0dernidad¡¡¡¡
me permite traerte casi sin repsirar un c0mentari0 en f0rma de vide0
http://www.youtube.com/watch?v=cP4xrB3EmRI

medi0 besaz000¡
Mercè ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Assumpta ha dicho que…
¡¡¡¡Yo sí recuerdo el relato!!!! :-)

Lo que no sé es dónde te lo leí... pero lo recuerdo perfectamente!

A pesar de ser dos historias bien distintas y de que en el relato se trata de una niña pequeña, ya entonces me recordó a mi padre, que nos contaba como cada año pedía una bicicleta y ésta nunca llegaba.

Cuando tenía catorce años y sabía de sobras quienes eran los Reyes Magos, la situación económica de la familia (antes no muy buena) había mejorado un poco y tuvo su bicicleta :-))

Él nos lo explicaba como uno de los días más felices de su vida. :-))
Assumpta ha dicho que…
Borré el comentario de antes porque salió con la "personalidad" de mi hermana :-)

Tengo problemas con la edición de posts antiguos de mi propio blog. Da un error de esos de un montón de letras y números.

La solución que me dió Blogger fue que, mientras no se arreglaba (parece ser que yo no era la única) lo que podría hacer es poner como co-administrando mi blog a otra persona y entrar con la cuenta de esa persona.

Hice administradora a mi hermana y, cada vez que entro con su cuenta luego me olvido de "volver a ser yo" y voy poniendo comentarios como Mercè :-))

Pero bueno, prefiero borrarlo y entrar de nuevo "siendo yo" :-)
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Mimí, que haya suerte en la cabalgata. Ya sabes ver es creer o creer es ver o... (ay, que ayer fui a ver Spanish Movie y aún no me quedó claro el concepto, jaja).

Fernando, el caballero andante, si antes la nueva nos acusó de pasteleo, qué dirá si llega a leer tu comentario, miedo me da ;)

Xosé Antón, paisano, gracias, unha ledicia verte.

Gustavo, me ha encantado el vídeo, de pequeña no soportaba a Machín (mi madre tenía sus cassetes y lo oía todos los días, jaja), pero ahora me trae buenos recuerdos.

Assumpta/Mercé, jaja, pensé que era la otra Mercedes que se había abreviado el nick. Tú claro que recuerdas el relato, porque tienes la memoria de Miss Marple, sin duda.

Besos a repartir.
mar ha dicho que…
Hola Teresa, todavía sigo con mi andadura de los sábados de Mercedes, eso de tener a toda la familia en casa deja poco tiempo para para otra cosa que no sean ellos.
Para mí tu cuento ha sido nuevo, y me ha encantado, refleja toda la mágia de la navidad
Yo les suelo decir a mis hijos ya adolescentes que sigan escribiendo su carta a los reyes, claro que ellos se niegan, pero siempre me las arreglo para que tengan una sorpresa que no se esperan y que sea muy especial para ellos, me encanta ver sus caras al abrir el regalo, y por más que insisten siempre niego que haya sido yo (mi marido me suele decir que si me creo que son tontos)pero no lo puedo remediar.
Me encanta la ilusión de la Navidad y espero que siempre nos acompañe en alguna medida
Un beso de Mar
chonoman ha dicho que…
A lo largo de mis años probablemente he dejado muchísimas cosas en el camino pero el día de reyes en mi casa es mágico, mi hija se casa en seis meses , lo digo para que os situéis, en mi casa no pululan renacuajos inocentes, ese día me siento en el sillón y contemplo a mi familia como van abriendo los regalos poco a poco y las caras que ponen, yo me que do para el final pues no cambio ese momento por ninguno de los regalos que me puedan hacer y es que Teresa al igual que la niña de tu cuento mi rey siempre fue el negrito y cada año sigue llenando la casa de esta súper cuarentona de ilusión y magia.
Me ha gustado tu cuento.
Besotes.
Paola.
Carmen Andújar ha dicho que…
Chica, hay que creer en el espiritu navideño. Esa niña creyó y mira como le funcionó.
Estupendo relato.
Un beso
Fernando ha dicho que…
Bonito relato Teresa, muy apropiado para estas fechas en las que los niños somos los protagonistas. Ya ves, todos seguimos haciendo pasteles :-)
Mercedes ha dicho que…
Yo creo que todos los secretos están en los guiñes, y esa niña supo verlo antes que nadie.
Le has tomado el tranquillo a los cuentos cortos y contundentes. Excelente.
Un abrazo de carroza y caramelos.
Mercedes.
Susurros de Tinta ha dicho que…
Jajajaja, que buen cuento, para mi es nuevo, pero mira por donde el tuyo me ha arrancado una carcajada, que ya estaba con los ojos escocidos de llorar, joooo, muchas gracias, miles de besossssssss.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Gracias a todos por vuestras visitas, me alegro de que os haya gustado y de haber arrancado encima alguna sonrisa.
Besos casi-navideños.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN