Carlos Blanco en el Jofre

Ayer sábado fuimos al teatro Jofre, nuestro precioso teatro Jofre por fin restaurado y con una programación estable y variada, a ver a Carlos Blanco en su espectáculo titulado "Só" (Solo, en gallego).
A Carlos Blanco le conocemos, todos le conocen en Galicia, principalmente por la exitosa serie de televisión "Mareas vivas", y a partir de ahí ya como de la familia. Nunca le había visto en directo, y no me ha defraudado para nada. Tiene una gran presencia en el escenario, él allí, só como dice el título, pero llenándolo, con su voz prodigiosa y su saber estar, con un monólogo de hora y media que se hace corto, cortísimo, y que adapta según parece a la ciudad en la que lo representa. Impagable ese comienzo cuando dice lo mucho que le ha gustado pasear por Ferrol y ver las bonitas vistas desde el muelle, lo mucho que ha crecido Reganosa (la planta regasificadora que se ha cargado el paisaje de nuestra bellísima ría), y las pintadas contra la planta: "Reganoxo" (intraducible, en castellano sería Rega-asco, pero no tiene gracia ninguna).
El monólogo tiene como excusa el camino de Santiago, que parece ser que hizo el año pasado desde Ponferrada, lo que ya tiene su gracia de comienzo porque Carlos vive en Santiago precisamente (en las afueras, que el centro está muy caro, jaja). Y entre bromas sobre alemanes que se levantan a las cinco de la mañana para hacer estiramientos y desayunar salchichas y yogur, que así no hay quién los pille en el camino, señoras con bata que le dicen "tú eres el de la tele", y disgresiones varias (cuando habla de su viaje a Brasil y dice que conduciendo los brasileños hacen quedar a los portugueses como "prudentes", jajaja), llega a Compostela y se va para casa, porque la Catedral ya la conoce y total él no es creyente.
Bueno, que no le quiero destripar el espectáculo, pero de verdad que vale mucho la pena, lo siento por los de fuera pero es en gallego, no sé si tiene versión traducida para viajar por el resto del país, pero yo, para que veáis una muestra, os dejo un monólogo suyo en El Club de la Comedia, la calidad es mala, pero es el que he encontrado en castellano, y también habla de Santiago. Que lo disfrutéis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN