Este jueves un relato: LA SOLEDAD




PAUSA
©Teresa Cameselle
Aunque nunca lo hubiera reconocido en voz alta, se complacía en sus horas de soledad; se regodeaba en ellas.
La mañana pasaba rápida, ocupada en quehaceres domésticos y pequeños recados. Sólo al mediodía comenzaba el ansiado vía crucis. Un servicio único sobre la mesa de la cocina, unas raciones siempre demasiado abundantes, mañas de cocinera de familia numerosa difíciles de olvidar. Después el postre y el café, ante el televisor. La tarde arrastrándose, lento caracol, entre el murmullo de voces ajenas, a veces acompañadas por el golpeteo de lluvia en los cristales, otras por el reflejo del sol, únicas variaciones en la sobada rutina. Años atrás su vida había sido un ajetreo constante, una máquina imparable, por fuerza siempre engrasada, siempre en pleno rendimiento. Desde hacía tiempo, cuando alguien, no sabía quien, había pulsado el botón de pausa, la máquina dormía un sueño eterno cuajado de óxido y telarañas.
A las siete en punto las llaves en la puerta la despertaban de su ensueño. Tenía entonces que renunciar al silencio y compartir su espacio con un extraño del que ya apenas recordaba nada. Llegaba exigiendo sus zapatillas, su cena, su lado de la cama. Suspirando, ella añoraba su gustosa soledad, sus horas de libertad y hastío.
Si las llaves se retrasaban unos minutos, se atrevía a imaginar que quizás ya nunca llegarían, que se realizaba su sueño, que por fin era dueña de su tiempo, de su monótona vida.
El día en que se cumplió su deseo descubrió una nueva faceta de la soledad. No era ensueño, no. Era pesadilla.

Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
Si viene el marido porque viene y si no porque no viene. Algunas no están contentas con nada.

Muy bueno, Teresa
Maat ha dicho que…
Hola Teresa.

Muchas veces se hace difícil reconocer lo que realmente queremos. Si fuéramos capaces de ello, la lucha por conseguirlo sería nuestro único objetivo. Así nos va.

Como siempre, un placer leerte.

Te dejo un fuerte abrazo.

Maat
Susurros de Tinta ha dicho que…
Debo estar ciega porque pensé que había seguido todos los enlaces del jueves, pero no vi el tuyo, vine solo a curiosear y me encuentro con la soledad de morros, para que veas, nunca se sabe si consigues tus sueños con qué te vas a encontrar, ella se encontró con una pesadilla, puede que sea siempre una pesadilla no tener con qué soñar?, perfecto Teresa, miles de besossssssssss.
yonky ha dicho que…
Esa soledad,ya circula por su torrente sanguineo a invadido sus millones de celulas y carcomido parte de su razon,por años se dejò invadir,complaciente,sin reaccion hasta que al fin,ya fuè,demasiado tarde.

Elipticamente perfecto

cariñitos
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
Muy ajustada y excelente versión de la soledad MONÓTONA, esa que te roe hasta la médula, no da sentido ni a una hora, es una maza que golpea siempre al mismo ritmo, nada cambia, nada se espera. Soledad de pesadilla, zapatillas dispuestas y cena y botón del mando y...muerte avanzada en vida.
A esa soledad común, abundante en muchas vidas, convendría despertarla con un portazo en las narices para echarse a la vida, pero...cuesta dar el paso, puede mucho esa soledad de losa.
Genial versión de una soledad que abunda. Besito, bico compartido.
Tèsalo ha dicho que…
Primeramente, son aquelllas cartas. El correo ese, que durante años, con alguien yo mantuve.
Un buen día, surge esta disciplina de un espacio.
Y otro, han sido estas entradas, en las que describo lo que aquì sucede.
A mí, tu personaje, verdaderamente me produce resquemor.
Me he puesto incluso en la parte, de quien a partir de cierta hora en su vida, se hace ver

Tésalo
alfredo ha dicho que…
Soledad a medias o soledad con miedos, temidas ambas, pero de todo se despierta incluidas las pesadillas.

Es difícil meterse en la piel de algunas personas en determinadas situaciones, hay tantas soledades ligadas a la vez, al fracaso como al éxito.

Relato envolvente y directo a la reflexión.

Abrazos
Felisa Moreno ha dicho que…
Un relato muy bueno, te lleva a la reflexión, qué soledad es más temible.
Un abrazo.
CAS ha dicho que…
Posiblemente tengamos todavía la posibilidad de no caer en este pozo solitario si leerte nos lleva a la reflexión. Otros simplemente se han dejado llevar por la vida como en un tobogan,y se han quedado en el piso donde fueron a parar.
Un saludo afectuoso y un gusto leerte.
gustavo ha dicho que…
ME V0Y A RESUMIR
"L0
HAS
B0R
DA
D0""""""
¡¡¡¡ASI DE SENCILL0, TERESA, ASI DE SENCILLL0¿¿¿¿¿
¡¡¡¡
MEDI0 BES0
PA TI S0LA
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Feliz fin de semana a todos, gracias por vuestros comentarios, yo aún sigo leyendo los relatos del jueves.
Besos a repartir (Uno especial para Gus, por salir de la cueva para acercarse a leerme).
VERÓNICA MARSÁ ha dicho que…
Así es y así se siente. Alguna vez he necesitado estar sola un ratito (no mucho, no creas) y han llamado al timbre o llegaba mi marido contento como unas pascuas, contándome cosas como siempre, todo lo que ve, oye o lee y, por unos momentos, pienso en lo bien que estaba amodorrada en el sofá, leyendo, viendo la tele, regando las plantas, cualquier cosa ensimismada en mis pensamientos y relajada. Hala, se acabó el relax. Ya se que no es el mismo caso, pero me ha hecho gracia y no es de risa. Uno desea estar solo pero está de verdad, MMMMM....

Besitos y me ha gustado visitarte, gracias por pasarte por mi blog. Tomaste tu café?
César ha dicho que…
Tremendo problema no saber lo que se quiere o tal vez sea que nadie está contento con su suerte.
maria jose moreno ha dicho que…
Qué complicados somos los humanos y que vulnerables a todo lo que nos acontece. Un placer leerte como siempre y muchas gracias por participar
Anónimo ha dicho que…
El mundo está lleno de personas capaces de quitarnos la soledad y no
darnos compañía. ¡Qué bien has pintado con tu relato a ese tipo de gente!. Genial, Teresa.
Es un placer leerte.
Un par de besos.
Isabel
Fernando ha dicho que…
Se acostumbró tanto a la monotonía de la pesada pesadilla que le cogió gusto. Retrato de la debilidad se le puede llamar a esa actitud.
Neogeminis ha dicho que…
Estoy más que atrasada en el recorrido de lostextos de este jueves, pero intento completarlo! jejeje...
El tuyo, realmente angustiante, refleja muy a las claras la realidad de tantas parejas de extraños que conviven sin ninguna ilusión, más aún, sobrellevan la existencia soportándose en silencio...qué triste!


un abrazo!

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN