LA CITA: Arturo Pérez Reverte



"Si los libros de papel, bolsillo incluido, han de acabar siendo patrimonio exclusivo de una casta lectora mal vista por elitista y bibliófila, reivindico sin complejos el privilegio de pertenecer a ella. Que se mueran los feos. Y los tontos. Tengo casi treinta mil libros en casa; suficientes para resistir hasta la última bala. Quien crea que esa trinchera extraordinaria, su confortable compañía, la felicidad inmensa de acariciar lomos de piel o cartoné y hojear páginas de papel, pueden sustituirse por un chisme de plástico con un millón de libros electrónicos dentro, no tiene ni puta idea. Ni de qué es un lector, ni de qué es un libro."

Arturo Pérez Reverte en su columna Patente de Corso, XLSemanal.

Comentarios

Bookworm ha dicho que…
Este hombre, siempre hablando claro ¡ja,ja! No sabes cómo me resisto de momento al formato electrónico! pero estoy convencida de que un día llegará también a mi casa. Me temo que no tengo espacio para 30.000 libros ni en el mejor de mis sueños. Ya los cerca de 2.500 que tengo me parece una cantidad enorme! En fin, que aunque me pase al formato electrónico en algún momento creo que seguiré sabiendo qué es un libro y qué es ser lector.
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
No le niego la razón, al siempre contundente el Reverte, veremos lo que dicen los años, pero llevarle la contraria es arriesgarse a un mandoble, a un sablazo, a un estoque y a una lluvia de sus tomos y lomos, sin contar con los floridos insultos.
Teresiña, creo que al final guardaremos los libros dilectos, los amados, los de arte, los...¿son muchos, nooo? Es que no quepo en casa y encima me traslado a una más pequeña, y es que no me los quieren en bibliotecas, regalados claro, y es que...o ellos o la cama. ¿Una cama de libros? Bicooos.
Roxy Varlow♥ ha dicho que…
No, Teresa, no has entendido mal (: Espero tenerla acabada para la semana que viene (: No puedo evitar escribir como una loca cuando la idea me bulle en la cabeza. La tengo totalmente formada en mi mente, sólo me queda pasarla a papel. A ver si os doy buenas noticias en breve (:
Y gracias por interesarte, ¡un beso!
Felisa Moreno ha dicho que…
A mí me encantan los libros, no tengo tantos como Reverte (más quisiera yo), pero lo que más me gusta es leer, así que no renuncio a hacerlo en formato electrónico si se acaba imponiendo, creo que lo de menos es el medio, lo importante es la literatura.
Un abrazo
Carmina ha dicho que…
De momento no tengo pensado comprarme un libro electronico, aunque se que sucumbiré a sus encantos aunque solo sea porque no tengo espacio para muchos más libros, sin embargo me gusta acariciarles el lomo, olerlos y tenerlos en la mano y de momento ese placer no se consigue con un e-book
Maat ha dicho que…
Hola, Teresa.

No me acostumbro a leer novelas ni en el ordenador. Donde esté el placer de acariciar un libro...Pero entiendo que hay que avanzar y respetar que cada uno lea como quiera sin intentar enjuiciarle. Tampoco voy a caer en la "tontería" de imaginar cómo puede ser una casa en la que se acomoden, casi, treinta mil libros.

Entiendo que prefiera "en papel".

Un abrazo, Teresa.

Maat
Pepe Derteano ha dicho que…
Teresa... lamento comunicarte que te acabo de borrar de mi lista de amigos bloggeros por que no has tenido la gentileza de responder a mi solicitud, habiendo intervenido siempre en tu espacio. Lamento que una dama tenga ese tipo de conductas. PEPE
Adelaida Ortega Ruiz ha dicho que…
No quiero perder el tacto de los libros, su olor ni el crujir de las hojas al pasarlas con el dedo.

Me niego a perder de vista el filito del marcapáginas, asomando provocativo y llamándome para que siga leyendo donde antes lo dejé.

Prefiero tener mi libro sobre la mesa, entre las manos y luego en el estante que no esa maquinita electrónica, pero fría...
Teresa Cameselle. ha dicho que…
No sé, Pepe, de qué me hablas o si es alguna broma que no entiendo. De todos modos, ya sabes que esta mi casa está siempre abierta a la gente amable de los blogs.

En cuanto al tema, yo suscribo las palabras de Reverte (exceptuando esos 30.000 libros de los que tampoco dispongo, jaja).
Conste, para los que no habéis leído su artículo entero, que empieza diciendo que no tiene ninguna pega contra el libro electrónico, que le ve su utilidad y que no creo que haya que decidirse por uno excluyendo el otro. Es decir, si lo he entendido bien, que si a mí ahora los Reyes me traen un electrónico (ahí lo dejo caer por si cuelo), ni mucho menos significa que me voy a deshacer de mis libros, algunos de ellos queridos y adorados, por nada del mundo.
Verónica Marsá ha dicho que…
Pues no está mal la biblioteca del buen hombre. la mía no es para hacerle ascos pero no creo que llegue, es más,no decían que en este país no se leía? Claro, al precio que se han puesto, cualquier bodrio oportunista de 50páginas y letra del 16, te vale una pastra gansa... Ahora que lo pienso, igual eso pretendían, no?

Chau, un abrazo.
Ceci ha dicho que…
Hola Teresa!
Brillante lo de Perez Reverte.
Que al libro no se lo puede reemplazar por un chisme de plástico!..que ocurrencia!
Ahora, donde vivirá para tener semejante espacio para esa biblioteca.
Que daría por ser legataria de una mínima porción de esa biblioteca!
Te dejo un beso
May ha dicho que…
¡Tiene toda la razón! Donde esté acariciar unas páginas, sean satinadas y nuevas o ásperas y antiguas, y notar el olor a papel y tinta, o el olor a una libería de viejo, que se quiten todos los libros electrónicos. Un libro (de papel) es un placer para la vista, el oído y el olfato. Y eso no hay archivo informático que lo iguale.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN