ESTE JUEVES UN RELATO: EL CONCIERTO

Para este jueves literario Gustavo me ha asignado el oboe de su particular orquesta, así que trataré de hacer que suene lo mejor posible, o al menos, que no desafine demasiado.
MAS RELATOS DEL JUEVES EN EL BLOG DE GUS.

CONCIERTO PARA OBOE Y ORQUESTA
©Teresa Cameselle

Una idea estúpida siempre está condenada al fracaso. De ser creyente, al menos hubiera rezado para evitar el ridículo. Ni siquiera eso se pudo ahorrar.
La pancarta, seis metros de largo y tres de ancho, una especie de sábana de la cama de un gigante, se le escurrió de las manos cuando apenas la orquesta había iniciado su interpretación. Las notas del concierto para oboe y orquesta K-314, de Mozart, su compositor favorito, y el de ella, habían iniciado su vuelo hacia los altísimos techos del teatro, y al mismo tiempo la tela sibilina se deslizaba palco abajo, dejando a la vista de público y músicos su mensaje en grandes letras de molde.
Ella se puso en pie cuando sus compañeros detuvieron el concierto, dejó descansar el oboe sobre la silla, mientras caminaba hacia el fondo del escenario, para tocar con la punta de los dedos la tela blanca, en la que, cosido con hilo de oro, relucía un anillo de diamantes, bajo la leyenda “¿Quieres casarte conmigo?”. Su sonrisa fue respuesta suficiente.
Varios días después sobre la mesa de la cocina apareció una tarta. Con fino hilo de chocolate, el pastelero había escrito en ella “¡Qué poco romántico eres!”. Con la paleta de servir en una mano y un platillo en la otra, ella sonrió de nuevo, llevaba una semana sin dejar de hacerlo, y aseguró que se iba a comer sus propias palabras, aquellas que ya había dejado de repetirle tan a menudo.
Y AQUI LA MUSICA INSPIRADORA

Comentarios

San ha dicho que…
Teresa me has hecho sonreir y recordar, hay ocasiones en las que toca comerse las palabras, si son escritas con hilos de chocolate mejor, has traido a mi memoria que hace mil siglos ya, tambien dije algo así y sí me comi mis palabras. jajaja.
Un abrazo (la música perfecta).
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
Hay muchas maneras de proclamar el amor, no le veo falto de inspiración al reivindicativo chico !viva el amor! De eso sabía Mozart.
A comerse ese pastel a bocados muuuy amorosos.
Bicoooo.
LUNA ha dicho que…
Pues si alguien me dice que me coma mis palabras con un delicioso pastel.... Casi buscaría el motivo para hacerlo...

Muy imaginativo tu concierto, querida amiga.
Un besito
Manuel ha dicho que…
Menudo papelon el de la pobre chica, jajajaja, eso si, una dulce forma de comerse sus palabras, de lo cual no creo se arrepienta. Se acordara de ese momento siempre que lleve el oboe a los labios.
Un beso
Antonio Cabello ha dicho que…
Desde luego otra cosa no sé, pero romántico era un rato el muchacho y original, también. Me ha gustado.
Un beso.
Celia ha dicho que…
Amiguina, se nota que eres la reina del romanticismo.
Está claro que eres perfecta en la forma de expresarte.
Dos buenos ingredientes para el éxito.
Besinos
MARISOL ha dicho que…
Ya me gustaría que cuando toca comerse las palabras, fueran de hilo de chocolate... Muy divertido el texto y refrescante la música. Y ojalá queden aún románticos que se declaran así, sin complejos, creo que tu oboe encontró un mirlo blanco...que nos gustaría a todas.
Un beso
Carmen Andújar ha dicho que…
Hombre, original si que fue, aunque no en el momento adecuado, que vamos a hacer, las cosas salen como salen.
Preciosa música
Tésalo ha dicho que…
Lo he entendido regular, en lo que se ha referido a la descripción de unas actitudes.

¿Le ha gustado realmente? ¿
es poco romántico obsequiar con un brillante?

O más bien, fue todo lo contrario.
Esta música de Mozart, sin embargo, la que me ha sabido a travesura, encauza mi perplejidad.

¡Definitivamente se han casado!

Un saludo,

Tésalo
Primavera ha dicho que…
Y si es de chocolata mmmm mucho mejor
estupendo relato
Primavera
Pepe ha dicho que…
El amor mueve montañas (gigantesco cartel) en este caso, y vuelve romántico empedernido a quien no lo es, obligándole a cometer "locuras" de amor, tal es su fuerza.
Precioso este concierto para oboe y orquesta.
Un abrazo.
Juan Carlos ha dicho que…
Pues son felices y comen tarta con chocolate.
Bueno, creo que los hombres (en gral) no es que seams o no romanticos, lo seremos en la situacion que hay que serlo.
Saludos Teresa.
V.Nas ha dicho que…
Romántico no se, pero temerario mucho... me imagino un teatro lleno, un concierto interruptus y una sábana con un diamante prendido al mensaje... ¡Pues sí que se lo ha currao! jejejjejejeje.
Un abrazo.
Mariví
Any ha dicho que…
Para ganar primero hay que arriesgar ... y el tipo arriesgó sin dudas.
Comerse las palabras con un poco de torta de chocolate no está mal, yo lo haría gustosamente jajaja!
un abrazo
Matices ha dicho que…
¡¡Que bonito es el amor!!, ahora a mi me pasa y me muero... El detalle es muy romántico y en el fondo creo que siempre se recibe bien, tener al lado una persona detallista siempre es un valor añadido.

Besos
gustavo ha dicho que…
lo siento, pero disiento contigo, teresa cameselle....me parece una idea genial eso de declararse con una sábana y en medio de un concierto de mozart...jajajja
eso sí, soy yo ella tocando en la sala y lo matooooo¡¡ jajjajja
me ha parecido esta idea tuya algo así como mínimo genial...¡y viva las tonterías estúpidas como esta!
un medio beso, teresiña.
gustavo ha dicho que…
una cosa más:
como no me dejaba escribir mi comentario mientras escuchaba al mozart, te lo digo ahora, una vez escuchada esta pieza...es
di
vi
naaaa¡
medio beso, teresa..
p.d.
gracias por la información del concierto de elefteria.
Gastón D. Avale ha dicho que…
jajaja...teresa ... ese pastel hay que darselo a probar a más de uno que se queda vacío en pocos instantes de pareja... hermoso relato por cierto! un beso
Ceci ha dicho que…
Pero que encantador tu aporte concertista para este jueves!
Que dulzura,...y Mozart! Ni hablar!
Cuando leí lo de tragarse las palabras, literalmente, ya que estan escritas en la tarta solte una carcajada te confieso. Uno piensa en que habrá que morderse la lengua que es la frase que surge a continuación, pero lo de comerse la tarta es infinitamente mas grato y menos doloroso. Ja! Igenioso Teresa. Me ha encantado!!

Besito
CAS ha dicho que…
Asi da gusto tragarse las palabras... Muy bueno Teresa. Un disfrute (como la torta!!! seguramente)
besos

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN