JUEVES LITERARIO: ELLAS


ELLA: SOFIA CASANOVA

Sofía Pérez Casanova nació en 1861 en el Ayuntamiento de Culleredo, La Coruña, aunque muy joven se trasladó a Madrid con su familia, para cursar estudios.
En 1887 se casó con el diplomático polaco Vicente Lutoslaswki, con el que se fue a vivir a Polonia.
El matrimonio tuvo tres hijas, motivo por el que el esposo y su familia repudiaron a Sofía, al no ver posibilidad de perpetuar su apellido. En los años siguientes, la madre y sus tres hijas pasaron toda clase de dificultades y vivieron con muchos apuros.
Durante los años de su matrimonio viajó por toda Europa debido a la carrera de aquel, y cultivando a su vez la suya propia como periodista.
Llegó a hablar ocho idiomas.
Colaboró en periódicos como ABC, La Época, El Liberal, El Mundo, El Imparcial de Madrid; en la revista Galicia, en otras publicaciones gallegas y en prensa internacional como la Gaceta Polska y The New York Times.
Trabajó como cronista de guerra en el frente polaco y como enfermera para la Cruz Roja en Varsovia.
Publicó novelas, cuentos, una comedia, y más de 1200 artículos en periódicos y revistas en Galicia, España, y Polonia.

Impartió numerosas conferencias sobre la situación de la mujer y relaciones internacionales, tanto en España como en Polonia.
Tradujo obras clásicas desde el polaco y el ruso para el castellano.
Como periodista y cronista destacan los artículos publicados en ABC entre 1915 y 1936 y los títulos "La mujer española en el extranjero" (Madrid, 1910), "De la Revolución Rusa" (Madrid, 1918), "Impresiones de una mujer en el frente oriental de la guerra europea" (Madrid, 1919), "La revolución bolchevista, Diario de un testigo" (Madrid, 1920)y "El martirio de Polonia" (Madrid, 1946).
Manifestó y tomó partido en una postura pacifista y antibélica; así lo manifestó en sus colaboraciones en la prensa en la guerra del Rif (Marruecos) y en la Semana Trágica de Barcelona; mas la obra donde evidencia esta postura de forma más contundente es en las crónicas de Polonia y Rusia que ella, escribía para la prensa y que se publicaron reunidas en el libro "De la guerra" en el año 1916.

Todo esto no le sirvió de nada para salvar su matrimonio.
Su marido la repudió porque SOLO le dio hijas, y no podía perpetuar su apellido.
Actualmente, si escribes el nombre de aquel marido decimonónico en Google, aparecen 80.000 resultados, de los que, al menos las primeras páginas, todas remiten a su repudiada esposa, doña Sofía Pérez Casanova de Lutoslaswki.
Su apellido sí se vio perpetuado por una mujer.
A eso le llamo yo Justicia.

(La biografía de Sofía Casanova ha sido extraída básicamente de Wikipedia.)


Comentarios

LUNA ha dicho que…
Bueno, sí se hizo justicia...
Pero detrás de grandes y reputados nombre de hombres, en la sombra, están muchos nombres de mujeres que los apoyaron, alentaron, sostuvieron...pero que solo fueron y son, Sras. de....

Besitos
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
Yo diría que le vino el repudio al marido por la história que no perdona. Tres hijas, tres joyas.
Por un citar: Pardo Bazán, Rosalía de Castro o Clara Campoamor, a la última, ya era hora, le rinden homenaje en una mini série TVE.

Sin ellas, en sus distintas actitudes y labores, aún seríamos, de algún modo: la señora de...
Gracias Teresiña por mencionarla, otra ELLA que supo dar la talla en tiempos difíciles !Ave! Bico, petó.
Carmen Andújar ha dicho que…
Extraordinaria mujer. Supongo que hay tantas que no conocemos que no se les ha hecho justicia, que nos quedariamos heladas. No la conocía, pero de seguro que me acordaré de su nombre.
Gracias por su historia
Un beso
Susurros de Tinta ha dicho que…
Ja!!!, toma ya!!!, justicia poética, jajaja, al ver la foto pensé que era Rosalía de Castro, otra gran escritora, me ha encantado lo del repudiamiento, se lo voy a contar a mi hija que cuando mi madre le cuenta que en España una mujer no podía abrirse una cuenta bancaria sin el permiso de su marido flipa, pues anda que repudiarla asi, como si de menos que una perra se tratara por no darle crias de casata es muuuy fuerte, estupendo final para la biografía, jejeje, muy bueno si señor!!!, miles de besossssssssss
Pepe ha dicho que…
No hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Tener una extraordinaria mujer y repudiarla sencillamente por no tener descendencia masculina, es de necios. Tal vez fuera la época, no sé. Aunque queda mucho camino por recorrer, la humanidad avanza y llegará un día en que caminemos juntos, hombres y mujeres, de la mano en un proyecto común.
Un abrazo.
MARISOL ha dicho que…
Justicia... lástima que fué póstuma.
Se cubrió de gloria ese señor: una esposa brillante, un ser humano excepcional y sólo es capaz de juzgarla por sus partos. No sé si reirme o llorar. Pero voy a recordar a Sofía Casanova, te lo aseguro. Un beso
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias a mujeres como estas han existido grandes hombres, ya se sabe el dicho que no voy a volver a repetir, lo pero es la posesión ese "de" lo he odiado diempre...
Un beso
San ha dicho que…
De ser repudiada a ser reconocida sobre el marido, eso esta muy bien, lástima que él no pudiera ver tal hecho.
Grandes mujeres, gracias a su trabajo y su sacrificio hoy podemos gozar de nuestras libertades.
Un beso Teresa.
Matices ha dicho que…
Siempre han existido excepcionales mujeres, y este es un ejemplo.

No la conocía, ni su historia, un ejemplo más de que la vida pone a cada cual en su lugar, donde se merece...

Besos
Any ha dicho que…
Bueno, en cierta manera tuvo suerte, se lo sacó de encima. Un marido que te repudia por haber tenido solo hijas y no poder perpetuar su apellido ... es un terrible h de p y mejor tenerlo lejos.
Ocho idiomas? Guau! tremendo personaje esta señora!
un abrazo
Tésalo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo ha dicho que…
Estos ejemplos de coraje me provocan empatía. Pero, ha solido haber sido el sufrimiento ese motor de los cambios en mi vida.
¡Quien, por lo demás lo tiene fácil?
Efectivamente, esta memoria fértil en la red, a juzgar por lo que cuentas, ha conllevado un reconocimiento a una injusticia
A propòsito de justo e injusto, me ha venido a mi un principio.

¡No hayas hecho, lo que no te gustaría!

Tésalo
CAS ha dicho que…
...no hay mal que por bien no venga.. dice el dicho.
No habrá sido fácil ser repudiada.
Pero sin duda llegó a ser grande! Una ELLA que mereció ser más grande que El. El se lo mereció. Ella... también.
un fuerte abrazo
gustavo ha dicho que…
suelo escuchar de vez en cuando títulos de novelas dedicadas a una mujer en concreto...no recuerdo haber leído ninguna, aunque ahora que lo pienso, sí que tengo alguna leída y por leer de una colección de novela histórica que me compre...
atendiendo a esta idea, teresa, te diré que también de vez en cuando escucho a noveladoras decir que les interesan las biografías de mujeres que fueron importantes en la historia...casi siempre aluden a mujeres reinas, etec..anda, mira, me acuerdo haber leído a la éboli...no, no era reina, ya..
pero me ha sorprendido esta sofía...considero que mujer adelantada, rara avis también para su época..considero que esta sofía merecería una novela...más si algo me ha llamado la atención de su biografía es ese repudio doble...y me ha llevado a pregntarme ¿cómo demonios pudo vivir en ese entorno machista? teniendo mas conciencia que el común de los mortales, ¿cómo demonios soportó al hombre, si es que lo soportó, claro?
besos, teresiña.
Ceci ha dicho que…
Quede impresionadísima con el curriculum de esta mujer!
Y su reconocimiento, vaya que sí, un acto de justicia tardía, para alguien cuya perpetuidad era un motivo de desvelo, el anonimato presente es un castigo cruel.
Gracias Teresa por acercarme esta historia!
Beso grande
alfredo ha dicho que…
Nada es accidental, y el tiempo se encarga de poner a cada quien en su sitio.

La vida de Sofía (como la de cualquier mujer inteligente) es una desaprovechada referencia para el necio compañero de turno.

Y hoy de quien nos acordamos con respeto y admiración es de ELLA.

Besos
Primavera ha dicho que…
Aqui es la grandeza de esa mujer, repudio pero seguro que sin ella no seria nadie...muchas mujeres son mejores que esos maridos desde atras los aconsejan hacia donde deben ir..pero en fin siempre habra casos asi, aunque no lo creeamos existen residuos de ese tipo de personas en la vida actual..
Primavera
Manuel ha dicho que…
Pensandolo bien a pesar de esosprimeros años de penurias fue una suerte que le repudiara, su vida en caso contrario hubiera sido un eterno "señora de..."
Todo un ejemplo para la juventud actual, siempre hay alguna manera de sobreponerse al infortunio, siempre hay alguna salida.
Un beso
Mimí- Ana Rico ha dicho que…
Muy bueno, Teresa.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

DAR LA CARA POR LA ROMÁNTICA