ESTE JUEVES UN RELATO: "No se pude hacer más lento"

Gustavo, el mago juevero, nos invita a ver este vídeo y nos propone escribir alguna historia inspirada en ella.
Pues aquí está la mía, encantada de reunirme de nuevo con todos los participantes de los jueves, tras las vacaciones.





EL MAGO ARGENTINO
©Teresa Cameselle

-Hoy he visto un vídeo de un mago argentino. Hace unos juegos de cartas alucinantes, repitiendo todo el tiempo “no se puede hacer más lento”. Y lo hace, ese genio loco, el mismo truco, cada vez más lento.
Ella se remueve inquieta en su asiento. No sabe a qué viene aquella conversación, pero al menos Julio parece interesarse por lo que su hermano le cuenta. Su siguiente frase casi la hace caerse del taburete.
-¡Y el viejo cabrón es manco!
Ahoga un grito de reprobación, mientras sus pupilas se mueven a uno y otro rostro, como en un partido de tenis. Trata de consolar su supuesta desolación tomándole de la mano. Se ha equivocado. Se ha sentado a la izquierda de la cama. No hay mano que sujetar allí.
-César, no creo...
-Siempre se me han dado bien los juegos de cartas -dice Julio de repente. Y un brillo extraño, casi risueño, le baila en el fondo de los ojos.
Nunca entenderé a los hombres, piensa, mientras hace sitio a la enfermera que llega para cambiar la botella de suero. Días de angustia y de preocupación, de visitas de psicólogos y de pastillas para la ansiedad. ¿Y ahora esto?
-A la enfermera sí que le quisiera enseñar yo un par de juegos, y no de cartas precisamente.
-César...
Ríe su propia broma, reforzada por el reproche de su cuñada. Busca el apoyo de su hermano y lo consigue. Como cuando eran unos críos y perseguían niñas para mirarles debajo de las faldas. Estoy aquí, dicen sus bromas groseras y sus anécdotas fuera de lugar. Mis manos son tus manos. Si vuelves a caer, yo volveré a levantarte. Siempre.
-No le riñas, cariño, no tiene remedio.
Julio levanta su mano derecha, su única mano ahora, y choca el puño con el de su hermano. Luego sonríe a su mujer. Y ella piensa que todo su mundo cabe en esa sonrisa.

Comentarios

Manuel ha dicho que…
La capacidad de resurgir del ser humano no tiene limites, el encarar convenientemente las situaciones es muchas veces el inicio del mejor tratamiento. Tu entrada muestra perfectamente como los pacientes intentan sobreponerse a las incapacidades.
Un beso
gustavo ha dicho que…
Y ella piensa que todo su mundo cabe en esa sonrisa....
me quedo con esta última frase...y me quedo por que más que una frase es la descripción de una sonrisa, es la descripción de lo que expresa un ser humano con un solo y maldito gesto...el humano puede ser todo lo que tú quieras, puede decir, mejor dicho , todo lo que tú quieras, pero...pero siempre deja escapar retazos de su alma...¡y muchas veces no precisamente con palabras, sino con gestos....!
medio beso, teresiña.
Juan Carlos ha dicho que…
Que bonito.
Sabes? tenia mis dudas, pero el relato tiene una coherencia maravillosa. Muy buen planteamiento y muy buen final.
Un beso, recobrada Teresa.
Carmen Andújar ha dicho que…
Muy bien argumentado el relato, viene al pelo con el video. Una historia sugeridora, en un caso el del video la persona supera su falta de brazo y en la segunda bien parece que le falta mucho para superarla.
Un abrazo
San ha dicho que…
El poder de renacer, de adaptarnos y aceptar, de sobrevivir en definitiva, superar adversidades algo más facil si a nuestro lado se encuentra aquel a quien amamos. Un relato unido al video.
Un abrazo.
Liwk ha dicho que…
Los relatos de este jueves han estado llenos de magia. En el tuyo, en particular, me fascina la complicidad entre los hermanos, ese pacto se secretivo que se forma a veces sólo de forma filial. Y bueno, un final muy bien dado.
Besos.
Teresa Cameselle ha dicho que…
Gracias, jueveros, por la visita, la lectura y los comentarios. Os echaba de menos.
CAS ha dicho que…
Nosotros también te echabamos de menos...

Esta forma positiva de dar rienda suelta al desafío de Gustavo, resultó muy bueno y original.

Un fuerte abrazo.
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
Hooola Teresiña, te encontrábamos a faltar en plan juevera.

Hay muchas formas de ser manco, manco de delicadeza, ciego de soberbia, mudo de cariño.
La fuerza de voluntad obra mágia, juegos malabares, alegría, dulzor, vida.
Un mundo en una sonrisa, tienes razón, existe si se busca ese mundo.
Bien escrito, bien sentido, amiga mía.
Bico enterito.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN