LECTURAS DE VERANO

Este verano me propuse dos metas imprescindibles: terminar mi nueva novela y hacer descender el nivel de libros sin leer acumulados sobre mi mesilla, a riesgo de que cualquier día me caigan en la cabeza mientras duermo.
Y lo he conseguido. La segunda meta, para ser sincera, no del todo, pero al menos los tomos acumulados guardan cierto equilibrio, sobre todo desde que ayer lo hice descender un piso más, cuando comencé a leer "El ocupante" de Sarah Waters. Pero no voy a hablar de la lectura actual, sino de las pasadas.
El verano comenzó y acabó prácticamente con Jane Austen. Si en el mes de junio estaba leyendo "La abadía de Northanger", novela breve y con cierto tono desencantado en la autora, pero de la que en algún momento recuperará un par de citas para el blog; el mes de agosto lo terminé leyendo "Enma", deliciosa, casi perfecta, al nivel de la indiscutible "Orgullo y Prejuicio".



En el mes de julio, tras las maravillosas jornadas del I Encuentro El Diván Romántico en La Coruña, no podía por menos que leer una novela de alguna de mis compañeras, y le tocó el turno a una casi recién salida del horno: "Asedio al corazón" de Pilar Cabero.
Una novela histórica, siglo XVIII, con los franceses tomando la ciudad de San Sebastián, cuyos ciudadanos se ven en la obligación de acoger y atender a las tropas extranjeras. El improbable romance entre un capitán galo y una curandera española, ambos con pasados dolorosos en proceso de curación, resulta lógico, hermoso y legendario a través de la elegante escritura de Pilar Cabero, su cuidada documentación y su falta de remilgos a la hora de narrar las verdades de la guerra, con sus muertos, sus heridos, y sus momentos terribles para ambos bandos.
He leído en algún foro que se agradece la romántica histórica en nuestra tierra, que algunos lectores andan ya cansados de tanta regencia británica. Bien, este es vuestro libro. Y de todos los que sepan apreciar una novela bien escrita y unos personajes tan atractivos como humanos.



En la maleta, para mi semana de vacaciones de tumbona y playa, me llevé al que quizá sea el mejor autor inglés vivo.
Después de haber visto en cine "Expiación" y de haber leído "Chesil Beach", me he saltado el resto de las novelas de Ian McEwan ante las abrumadoras críticas favorables a su obra más reciente.
Es difícil describir "Solar" en pocas palabras, y mucho menos hacer una crítica justa a un autor con tanto oficio. Trataré, pues, de ser concisa. "Solar" es: absurdamente divertida, perfecta en su escritura, incómoda en sus planteamientos, y probablemente imprescindible en cualquier biblioteca.



Y, la última por ahora, me he decidido a intentarlo de nuevo con Lisa Kleypas, una autora que en sus novelas de romántica histórica, en mi opinión, siempre ha sido muy sobrevalorada, y que me sorprendió con su primera contemporánea "Mi nombre es Liberty", una novela casi redonda, pero que lamentablemente se desinflaba un poco hacia el final.
Pues bien, fans de Kleypas, antes de que me empecéis a tirar piedras al blog, esta sí, es una novela redonda, muy bien escrita, con una narración perfecta a pesar de la dificultad de la primera persona, con unos personajes profundos y una trama que transcurre sin perder el interés ni un solo momento. La he leído en dos días, casi sin respirar.
Y la pregunta que me hice con "Mi nombre es Liberty", sigue dando vueltas a mi cabeza. ¿Por qué me resulta tan diferente la autora en estas novelas? No es solo por el cambio de subgénero. ¿Es que a Lisa Kleypas en realidad siempre quiso escribir este tipo de novelas? ¿O es que la histórica ya le aburre? O (ahora voy a ser muy mala) es que Lisa Kleypas ya es marca registrada, y su editorial le ha buscado un negro para ampliar mercado.
Ay (ya veo las piedras lloviendo sobre mi cabeza).



Y hasta aquí puedo leer.

Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
Hola, Teresa:

Mi ritmo de lectura es estilo "caracol". Super lentoooo! El trabajo me deja pocas horas libres y acabo tan cansada que en la segunda página se me cierran los ojos.

Ahora estoy leyendo "Las voces del desierto" de Marlo Morgan. Cuenta su experiencia con una tribu de aborígenes en el desierto australiano. De momento me gusta.

Y hasta aquí puedo leer, dice ella...

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

DAR LA CARA POR LA ROMÁNTICA