FIN DE SEMANA DE CINE

El viernes pasado, tras la suspensión del concurso de monólogos al que pensábamos asistir, nos acercamos al vídeo club y alquilamos un par de películas para el fin de semana.
La primera, para pasar el rato, y aprovechando que era una comedia de las que puedes ver en familia, fue "¿Estás ahí?", película de la que, juraría, no había oído hablar, pero que nos atrajo por lo simpáticos que son los dos protagonistas, en especial Gorka Otxoa, del que estamos viendo todo lo que hace.
No es una película para subir a los altares de la comedia, pero sí pasas un rato entretenido, aunque quizá la historia en otras manos, no sabría decir si se trata del guión o de la dirección, podría haber dado más de sí.

La segunda película, que dejamos para la tarde del sábado, que se confabuló para volverse triste y lluviosa, fue "El escritor", la aclamada penúltima película de Polanski (la última se acaba de estrenar en Venecia y ha puesto en pie al aforo, que le ha dedicado gran ovación).
Con unos actores perfectos y profesionales, una ambientación que te produce un escalofrío constante, y una historia de intrigas y poder que tanto suelen enganchar, no voy a ser yo la que baje del podio al gran director, pero sí que es cierto que nos dejó cierta sensación de que, al igual que la anterior, podía haber dado un poco más de sí. Y el final, no inesperado, pero sí muy bien rodado, quizá resulte un poco precipitado.

La tercera película de la semana, regalo de Antena 3, fue "Centurión", con mi actor favorito de este verano Michael Fassbender (me enamoró en X-Men Originis, y deseando verle en Jane Eyre).
Primero, un aplauso, pequeño, para la cadena televisiva por ofrecer esta película tan reciente, con sólo dos cortes de anuncios, un sábado en horario prime time. El aplauso sería más grande si me hubieran ahorrado ciertas hormigas repelentes correteando de vez en cuando por la franja inferior de la pantalla.
Es sangrienta, sí, pero a ver, es la guerra. Hemos visto muchos peplums llenos de honor y victoria y sin casi una gota de sangre. Pero cuando un poblado de incivilizados logró liquidar a toda una legión romana, seguro que no los mataron precisamente a base de amenazas o en una de las guerras de Gila, que tanto nos gustan.
¿Y ya he dicho que está Fassbender? ¡Y cómo está!

Y la cuarta, y última peli del fin de semana, de nuevo por cortesía de Antena 3, volví a ver "Los sustitutos", una distopía bastante lograda, y sobre todo, muy bien filmada.
Toque de atención de nuevo para los señores programadores, esta vez no pudieron evitar volver a sus viejos trucos, y largaron una tanda de anuncios en ¡pleno desenlace final! En fin, cine en televisión, es mucho pedir que lo traten bien.
Me quedo, por encima de todo, con el soberbio trabajo de ¿maquillaje? Supongo, con mis escasos conocimientos, que ese es el truco para que los sustitutos sean tan abrumadoramente perfectos.
Y con Bruce Willis, que siempre está bien, qué demonios.

Y hoy, ya por seguir abonada a Antena 3, toca "Yo robot", con Will Smith, que sí, lo habéis acertado, también siempre está bien.
En el mundo del cine hay buenos actores, hay actores atractivos, y hay actores atractivos que sin salir a Oscar por actuación, salen airosos de sus papeles, y en ese último grupo están Will Smith y Bruce Willis, a los que siempre recuerdo por darme buenos ratos de cine, como en "Men in black" o en "El quinto elemento".

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)