HOY CINE: LA TUMBA DE LAS LUCIÉRNAGAS


   Por fin hemos completado nuestra colección familiar de películas del Studio Ghibli, con esta joya en edición coleccionista, caja que contiene dos discos: blu ray y dvd.
   Ayer nos decidimos a verla, aunque sabíamos por anticipado que era una historia muy triste, y además más realista que la fantasía de Chihiro o Totoro, a las que estamos más acostumbradas.
   Por supuesto, no nos decepcionó ni mucho menos. La animación es maravillosa, los paisajes bellísimos y los personajes tan adorables como humanos. En Ghibli tienen una sensibilidad especial para retratar niños pequeños, en este caso la adorable Setsuko, de unos cinco años, que sin ser ese personaje de anime japonés de ojos relucientes y melena al viento, o precisamente por eso, resulta más bonita y de carne y hueso. Es una niña que ríe, llora, corre y se cansa, que sufre y madura, a pesar de que no tiene edad ni pasa suficiente tiempo en la película para ello. A su lado su incansable hermano, Seita, de catorce, que cuida de ella sin descanso ni desmayo, sin frustrarse ni por un momento ni tener una mala palabra contra su pequeña carga.
  Es una historia muy triste, repito, estamos hablando de dos niños huérfanos, abandonados a su suerte, durante los bombardeos americanos a Japón, en la segunda guerra mundial. Hablamos de hambre, y de soledad, de enfermedad y de miedo, mucho miedo. Pero también se habla de amor infinito, el de dos hermanos, luchando contra todas las adversidades, sin ninguna posibilidad de salir vencedores de tan terrible batalla.
  Dura, triste, pero, como todo Ghibli, imprescindible.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)