(MARTES OPINIÓN) LA MALA EDUCACIÓN



Esto ocurrió hace tiempo, viendo un programa de Saturday night live subtitulado. En un sketch en el que Cecily Strong hacía de una especie de youtuber adolescente muy pija, repetía constantemente la palabra "awesome", que todos sabemos que significa "increíble" o "asombroso". Pues según el genio que se ocupa de los subtítulos, unas veces era "cojonudo" y otras "de puta madre".
Ese es el nivel medio de la educación española. Un taco por cada tres palabras. Y cuanto más grosero, mejor.
Pero esto viene de antiguo. Ejemplo: en el mundo de las artes escénicas, antes de salir a un escenario, los ingleses dicen "rómpete una pierna", los italianos "in bocca al lupo".
¿Qué se dice en España? "Mucha mierda."
En literatura: en inglés, al autor que escribe por encargo, y deja que sus libros los firmen otros, se le llama "ghost writer", o sea, escritor fantasma.
¿En España? Negro. Porque trabaja como un negro, supongo. Frase malsonante que corresponde ir extinguiendo.
Y ya lo que me dolió, de pura vergüenza ajena, fue escuchar a una madre extranjera, de vacaciones en Galicia, decir que su hijo de 8-9 años se asombraba de lo mal que hablaban los niños del parque, y que ella solo le podía recomendar que no los tomase por ejemplo.
Mucha vergüenza.
No sé por qué somos un país tan maleducado, a todos los niveles y en todos los estratos, pero sí os puedo decir que ya tengo una edad para recordar que esto ha ido a peor con los años y a una velocidad que da vértigo. 
Recuerdo cuando era pequeña que lo más que le oías a un adulto era un "coño" de vez en cuando, y siempre en un momento de enfado. Ahora saludarse entre amigos llamándose "cabrón" o "zorra" es habitual. Espantoso, pero habitual. Y uno de los verbos más empleados a todas horas y en todas partes, para lo bueno y para lo malo, es "joder". Y no me refiero a la práctica, por supuesto. "Joder". "Que se jodan". "Te jodes". "Jódete". "No me jodas". 
En-todas-partes-y-a-todas-horas.


Y si alguien no emplea todo ese rosario de palabras mal sonantes, por ejemplo, en películas y series extranjeras, ya se encargan los subtituladores de "adaptarlo" al estilo made in Spain.
O sea, awesome por cojonudo.
Pues bueno. 
Solo puedo decir que se puede hablar perfectamente, mucho incluso a lo largo del día, sin emplear ni una palabra malsonante. Lo practico a diario, de toda la vida. Y no lo digo por presumir, ni por considerarme mejor que nadie, solo lo pongo como ejemplo de que existe esa posibilidad.
Ya lo sé, lo sé perfectamente. Soy un rareza a extinguir.
Y esta entrada no va a servir de nada. También lo sé.
Solo para desahogarme.




Comentarios

Yahira potter ha dicho que…
Te entiendo. No voy a decir que nunca he dicho ninguna palabra mal sonante porque mentiría pero se puede controlar como bien dices si se práctica, o intercambiarla por alguna menos fuerte. El otro día cogiendo unos papeles en el instituto donde estudié escuchaba a niños de 12 años decirse cosas tipo esperadme hijos de puta o así y lo mejor que las madres hablaban entre ellas y nunca decían nada
Yo claro que he dicho esas cosas pero cuando llego a nivel de cabreo en el que me da igual la educación
un beso
Teresa Cameselle ha dicho que…
Los adultos no dicen nada a los niños, en general, porque son los que les dan ejemplo, y aún hay muchos que les ríen la gracia cuando les oyen su primer taco.
Gracias por la visita. Un beso para ti.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN