ESTE JUEVES UN RELATO: MENTIRAS


Gustavo nos pide este jueves que le mintamos, así que, con mucho gusto, esto es lo que se me ocurre decirle:

MIENTEME
©Teresa Cameselle
-¿Me quieres?
-Más que a nada.
-¿Volverás pronto?
-Antes de que me eches de menos.
-¿Y seremos felices para siempre?
-Como en los cuentos de hadas.
-Te besaré para que dejes de ser sapo y te vuelvas príncipe.
-Y tú serás mi princesa.
-Como en los cuentos…
-Como en los cuentos…
Mucho después de que el sonido de la puerta al cerrarse se hubiera desvanecido, ella seguía sentada en la cocina, pensativa, intentado atrapar aún el eco de sus palabras que ya no flotaba en el aire.
Rememoró su mirada sincera, apenas empañada por la sombra de la compasión.
Deletreó sus juramentos apasionados, que ni la certeza de su falsedad lograba afear.
Desmenuzó su feliz vida pasada, ignorando los días grises, enterrando las tormentas.
Volverá, lo ha prometido, se dijo con una sonrisa confiada que no logró convencer a su corazón.
Sentada ante una taza de té humeante, dejó caer en su interior un terrón de azúcar que se fue disolviendo, enturbiando el líquido dorado, hasta desaparecer. Como sus ilusiones.

Comentarios

Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
¿Qué le decían los posos de te?
Un mensaje de mentiras pronunciadas en su própio corazón.
Un paño blanco manchado de preguntas, y la verdad (?) insoportable, se escondía bajo la mesa, era el gato y le salía el rabo. Cuando se echa mano de la autocompasión, todas las mentiras parecen verdades, o al revés.

Pasa eso, si, en las múltiples y desgarradoras soledades de cada cual. Muy bien Teresiña, esa mentira o esa verdad las he sentido. Bico auténtico.
Verónica Marsá ha dicho que…
Ah, queremos escuchar mentiras para sentirnos bien cuando sabemos que al segundo dejaremos de creerlas y nos sentiremos peor... cómo somos los humanos, amiga! Dime lo que quiero oir que no quiero escucharlo...

Besito, Teresa.
Ardilla Roja ha dicho que…
Si es que en ese tema concreto nos gusta que nos mientan, que nos digan guapa, princesa, reina...

Como todos sabemos, el enamoramiento atonta a la gente.

Un beso
Primavera ha dicho que…
En el fondo algunas veces deseamos algo que no es posible por lo tanto pedimos mienteme aunque sea solo una vez.
Primavera
Neogeminis ha dicho que…
Mentira y desilusión, tantas veces andan de la mano tirando abajo los sueños!
Triste...

un abrazo.
mar ha dicho que…
Hola Teresa
Triste necesitar que te mientan para sentir un instante de ilusión que se desvanecera un momento después.
Triste pedir una mentira a sabiendas que lo es.
Un beso de Mar
Pepe ha dicho que…
Me pregunto hasta qué punto el escuchar una mentira si sabemos que lo es, nos puede hacer sentirnos mejor. ¿No será que los primeros en mentirnos somos nosotros mismos?. Nos mentimos cuando nos hacemos la ilusión de que la mentira escuchada, tal vez no lo sea.
Un abrazo.
gustavo ha dicho que…
las diversas crazas de las que nos solemos adornar, creo yo, incluyen las mntiras, incluyen las mntiras que arman ilusiones...¡¡lo malo seria que esas ilusiones basamentaran la vida del dia a dia¡¡¡
seria jodido, teresa, vivir con mascaras...
medio beso de verdad.
maria jose moreno ha dicho que…
Ese azucar es lo más dulce que tomaría ese día. ¿Será verdad, será mentira? Duda, ilusiones, deseos, desengaños. La vida es así.
Muy bueno teresa.
Besos
Mari Carmen ha dicho que…
Nos mienten, o mentimos, y dejamos que lo hagan, pero en el fondo creo que todos sabemos que lo están haciendo, que nos están mintiendo.

Un bello relato, Teresa.

Un abrazo

Entradas populares de este blog

HALLOBLOGWEEN 2017. BIENVENIDOS.

HALLOBLOGWEEN 2017: LO QUE NO SE VE

HOMENAJE A JANE AUSTEN EN EL VI CONGRESO LITERATURA ROMÁNTICA DE A CORUÑA (I)