CHICOS GUAPOS = ¿MALA PELÍCULA?

En esta mi sección semanal de cine, vengo hoy dispuesta a hacer una confesión, sí, esta semana he escogido dos películas en el vídeoclub porque el protagonista estaba muy bueno.
¿Resultado? Un fiasco.



La primera es una de la ya larguísima lista de comedias románticas que en los últimos años no me acaban de convencer. No sé, es como si a los americanos se les hubiera perdido la máquina de hacer guiones realmente bonitos, historias que te hacen suspirar, te humedecen los ojos y te dejan una sonrisa tonta en la boca al final.
Pues no, esa no es "Todos los días de mi vida". A ver, cierto que apunta maneras, que tiene algunas frases de las de enmarcar, concretamente las de los votos matrimoniales, y alguna escena verdaderamente interesante, como la reflexión que la madre de ella hace sobre por qué no abandonó a su marido al saber que la traicionaba. Y ya.
¿Qué nos cuenta esta historia? Según parece está basada en una historia real, de una mujer felizmente casada que sufre un grave traumatismo en un accidente y pierde la memoria de los últimos cinco años de su vida. ¿Resultado? Se vuelve absolutamente estúpida. A lo largo del metraje vemos al marido, (sí, Channing Tatum, el chico guapo que me tentó para escoger esta película) sufrir para recuperarla, portarse maravillosamente con ella, hacer de todo y tragar con todo mientras espera que ella recupere la memoria, o que al menos vuelva a enamorarse de él como la primera vez. ¿Y ella? Se comporta como una egoísta, intratable, mimada niña de papá, insensible... Se me acaban los adjetivos.
No, no me convence esta película. Si peso en una balanza las escenas bonitas y las que no me han gustado (porelamordedios, un prota de una peli romántica no puede tirarse un pedo y convertirlo en un momento "romántico" ¿qué fumaba el guionista cuando escribió esa escena?), me temo que pese más el platillo de lo negativo.


Intento nº 2. Película para toda la familia de viernes noche. A mi marido le gustan los tiros, a mi hija últimamente también, y está Bruce Willis, que siempre es un valor seguro. Si además el prota es Henry Cavill, el nuevo Superman aún sin estrenar, pues venga, a por ella.
Pues no. 
Tampoco.
Empieza lenta ¡Una peli de acción! Henry Cavill es estúpido, su familia es maja, y su padre, Bruce Willis, es... Bruce Willis. 
Empieza la acción, vale, interesante. La familia desaparece en su barco. El prota corre a la comisaría a denunciarlo, ¡estamos en España! ¿Y qué hace la Policía? Le mete una paliza y lo amenaza. 
Al momento este chico, que es un joven empresario ni-me-acuerdo-de-qué, comienza a comportarse como un héroe de acción, corre, pelea, dispara armas, vamos, que lo llevaba en la sangre. La sangre de su papá Bruce Willis, al que MATAN A LOS VEINTE MINUTOS DE PELÍCULA.
Sí, lo habéis leído bien A BRUCE WILLIS LO MATAN.
Y se acabó la película.
Lo peor de lo peor que he visto en mucho tiempo. 
Esas carreras por las calles de Madrid. Ese salir corriendo de la Plaza Mayor y saltar la verja del Retiro, esos paseos por Callao y la Puerta del Sol... Que sí, que seguro que la Oficina de Turismo madrileña ha pagado para que saquen buenas tomas de la Puerta de Alcalá, la Cibeles, y ¡¡¡por supuesto!!! Las Ventas. Pero eso no me resarce de los polis chungos con los que se peleó al principio de la película.
Y ya está, no puedo añadir mucho más aparte de que es mala, mala, mala.
Y ni siquiera el guionista tiene la más mínima idea de por qué se titula así.



Y para compensar, y para que no penséis que soy una cascarrabias a la que nada le vale, esta semana he tenido la suerte y el privilegio de ver una de esas joyitas de animación, esas películas que siempre dan lo que ofrecen, por suerte.
(Reflexión: ¿es que los buenos guionistas ya solo trabajan para los sellos de animación?)
"¡Piratas!" es una película muy entretenida, a nivel técnico asombrosa, con un guión con sus puntos absurdos, como empieza a ser ya habitual, pero divertido, interesante, y con momentos brillantes.
No cuento más, porque está simplemente hay que verla. SÍ o SÍ.
Y esta no la escogí por un chico guapo, sino por una chica guapa, o sea, mi hija, que se ha visto todas las películas de animación del año, y ha elegido esta como su favorita para el Óscar. Ya veremos si acierta. 


Comentarios

Lydia Leyte ha dicho que…
No he visto ninguna. Me hubiera puntado a la de Willis, (por ser vos quien sois).Estoy contigo. A los americanos se les ha pasado el tiempo de la comedia. Las de los a. 50 y 60 eran fabulosas, inolvidables.Aún recuerdo, por ejemplo, ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?
Sidrina ha dicho que…
No te cuento las dos que he visto yo porque nos pondríamos a llorar.:)Bicos.
Teresa Cameselle ha dicho que…
Lydia, el problema es que la de Willis no es de Willis, es del chico guapo, que no se luce como buen actor precisamente.
Sidrina, cuenta, cuenta, por favor, para ahorrarme disgustos cuando voy al videoclub o al cine.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UNA NOVELA NO PREMIADA

¿QUÉ FUE DE LA ROMÁNTICA HISTÓRICA?

LA PESADILLA DEL SULTÁN